Logran que el Rectorado anule el decreto sobre la misa en la Universidad de Cuyo

Les comento que con motivo de la convocatoria a misa para el 8/12, desde la Delegación me contacté con el Rectorado. En nota y por escrito expresé preocupación por lo hecho, además de hacer llegar las propuestas del Plan Nacional contra la Discriminación, que abonan la idea de laicidad, pluralidad y diversidad. Hemos obtenido buena respuesta, con la resolución 1838/09, han derogado la resolución 2571/79.
 
Un paso, un aporte a la construcción de una educación pública, gratuita y laica
++++++++++++++++++++++++++
 
Con motivo de la invitación a la misa  institucional del día 8 de diciembre del corriente, y a efectos de hacer llegar las propuestas del Plan Nacional contra la Discriminación , aprobado mediante Decreto No. 1086/2005, en relación la pluralidad y diversidad religiosa que debe existir en una sociedad constitucional de derecho.
                            El Plan Nacional Contra la Discriminación se presenta como un marco de principios orientados a la promoción y protección de los derechos humanos, lo que contribuye al estado de derecho y a la gobernabilidad democrática.
                            Con el objetivo de encaminar las distintas gestiones gubernamentales hacia la promoción de las diversidades, el decreto presidencial,  de septiembre de 2005,  invita a las provincias y a los municipios a sumarse a los esfuerzos nacionales en la materia, en el convencimiento de que solo un trabajo en conjunto de todos los sectores podrán erradicar definitivamente la discriminación y las desigualdades de nuestra sociedad.
                            Sostiene el Plan que “la cuestión religiosa en la Argentina ha sido tema de complicadas controversias. Varios de los problemas que desde el punto de vista de la discriminación se planteaban en la Constitución de 1853, han sido salvados con la reforma constitucional de 1994. Si bien de modo tardío en algunos casos (Indígenas, Patronato), el nuevo texto constitucional ha dado una solución razonable y disminuido considerablemente los peligros de discriminación. A ello ha contribuido la incorporación al texto constitucional de los principales documentos internacionales de protección de los derechos humanos, todos los cuales contienen cláusulas tendientes a amparar la libertad religiosa.”
                            En razón de lo expuesto, ponemos a su disposición algunas de las siguientes propuestas del mencionado Plan:
No. 30: Promover la sanción de una ley, con base en las leyes No 24.571 y No
24.757, que permita a las diversas colectividades religiosas la posibilidad de contar con días no laborables en sus respectivas festividades o actividades religiosas.
No. 46: Iniciar una discusión ciudadana respecto de la aplicación y la eventual reformulación del artículo 2o de la Constitución Nacional.
No. 74: Disponer lo necesario para mantener la neutralidad religiosa en los ámbitos oficiales, adecuando el uso de simbologías confesionales.
No. 137: Desarrollar actividades proactivas, tendientes al desarrollo cultural comunitario y al diálogo interreligioso, promoviendo el apoyo a celebraciones y fiestas de las comunidades extranjeras y diseñando eventos interculturales e interreligiosos por parte de las autoridades estatales.
No.167: Difundir en los establecimientos educativos los principios del conocimiento adecuado y respeto de las creencias religiosas y la libertad de cultos.
Estamos convencidas/os de que en la pluralidad de ideas cada uno/a tiene derecho a profesar su culto y/o ideología en el ámbito de lo privado, sin embargo las políticas públicas deben responder a las necesidades de todos y de todas sin distinción alguna. En un Estado laico y democrático las personas debemos tener la posibilidad de acceder a la salud, a la educación, a la justicia en igualdad de condiciones
 
+++++++++++++++++++++++++++++++++++
Estimadas/os: 
ante la decisión del rectorado de invitar a una misa el día de la inmaculada concepción, considerada patrona de la universidad por resolución del rectorado N 1734/2009, que se apoya en  la Resolución N° 2571/79, del año 1979, nuestra amiga Susana Tampieri ha escrito una carta a la que nosotras adherimos y a la que solicitamos, si están de acuerdo, envién su adhesión. 
Enviar las firmas y número de DNI a laicidaduniversitaria@gmail.
com  hasta mañana a mediodía. 
La nota será enviada a prensa de la UNCUyo y a los diarios de Mendoza. 
 
LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE CUYO NO TIENE PATRONES NI PATRONAS
 
 En pleno siglo XXI y amparándose en una resolución rectoral del año 1979, en que las Universidades Nacionales carecían de autonomía, avasalladas por la dictadura más cruel y homicida de su Historia, se resuelve honrar, el 8 de Diciembre, con una misa  a la Virgen María, convocando para ello a todos los claustros.
¿Qué Universidad es ésta, nos preguntamos, que sigue imponiendo criterios de supremacía de una religión sobre otras y sobre la libertad de pensamiento?.
La misma palabra "Universitas" nos habla de universalismo y mencionarla significa amplitud, diversidad,debate….¿Es que se ha resuelto retrotraer la Historia hacia un pasado insoportable, donde el dogma y las camarillas de "hoy por ti y mañana por mí", se enquisten nuevamente?
La Reforma Universitaria de 1918 abrió puertas y ventanas a la Ciencia, a la renovación,a la libre investigación y a la autoridad que concede la sapiencia. No se puede regresar a "la renta secular de los mediocres"…como decía el Manifiesto Liminar. 
Hemos seguido por las pantallas de la televisión la sesión preparatoria de la Cámara de Diputados de la Nación, donde los legítimos representantes del pueblo, elegidos en comicios ejemplares, prestaron juramento para acceder a sus bancas. Se pudo constatar alli que había cuatro textos para hacerlo: uno por los Santos Evangelios, otro por dios y por la patria, otro por la patria y el cuarto, sin ningun aditamento.Ése es el pluralismo que nos representa en este siglo.No hace muchos años, no se podía ingeresar al recinto, ni ejercer las profesiones, ni ser presidente, si no se pertenecía a la que se autodenominaba "la religión del Estado". ¿Puede un Estado tener religión? Sí. En las teocracias. No en las repúblicas democráticas y laicas. Y la Universidad, tal como lo dijeran en 1918, es una república de estudiantes, porque estudia el alumno, el profesor y el egresado.Si no lo hicieren sería efectivamente: el refugio de la inmovilidad senil.
Los abajo firmantes reclamamos la derogación de un Reglamento de tan oscuro origen y proclamamos la adhesión a una Casa de Altos Estudios digna de tal denominación.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...