Lleida debatirá una moción de CiU para prohibir el uso del «burka» en las calles

Los nacionalistas consideran que esta prenda atenta contra la dignidad de la mujer

Lleida debatirá a finales de mes una moción presentada por el grupo municipal de CiU, actualmente en la oposición, en la que se propone modificar la ordenanza de civismo para prohibir la utilización en espacios públicos del burka -vestido que cubre el cuerpo y la cara enteramente de la mujer y que lleva una rejilla de tela para permitir la visión- o cualquier otra pieza de ropa que cubra totalmente el rostro. El burka es una túnica que tapa a la mujer completamente, de pies a cabeza, y que tiene una rejilla a la altura de los ojos para permitir la visión; el niqab sólo deja al descubierto los ojos.

El primero que planteó la necesidad de regular el uso del velo islámico integral en Lleida, a pesar de que su uso no está generalizado en la ciudad por parte de las mujeres del colectivo musulmán, fue el alcalde socialista Àngel Ros. El regidor dijo que el uso de esta prenda no se debe tolerar porque atenta contra la igualdad entre hombres y mujeres.

Ros está dispuesto a apoyar la moción de CiU si su redactado está en consonancia con la postura que él defiende y si se halla dentro de la legalidad vigente. El alcalde cuestiona que un ayuntamiento tenga capacidad jurídica para prohibir en sus ordenanzas municipales el uso del burka en los espacios públicos y es más partidario de instar a otras administraciones con poder legislativo para que se pronuncien sobre la cuestión.

La moción de CiU, que se debatirá en el pleno municipal a celebrar el próximo día 28, insta al gobierno municipal a proponer una modificación de la ordenanza de civismo donde se prohíba la utilización en espacios públicos del burka. Esta formación política considera que la presencia en Lleida de líderes musulmanes salafistas "ha podido facilitar la difusión de valores y prácticas que no son compatibles con los valores de la igualdad de género y el pleno respeto a la dignidad de la mujer".

De acuerdo con esta iniciativa, la norma debería entrar en vigor al cabo de seis meses de su aprobación y, durante ese tiempo, el consistorio debería realizar un conjunto de acciones orientadas a informar y hacer la pedagogía a todos los colectivos susceptibles de verse afectados por la prohibición "para dar a conocer el espíritu positivo, convivencial e integrador de la medida".

Asimismo, en el tercer punto de la moción nacionalista se insta al pleno de la corporación a solicitar al Gobierno catalán y al central que promuevan la legislación necesaria para prohibir el burka, el niqab o piezas análogas en todo el territorio español. CiU considera que estas piezas de ropa son un obstáculo para la integración de la mujer y atentan contra su dignidad.

El ministro de Trabajo e Inmigación, Celestino Corbacho, se mostró ayer en Lleida partidario de prohibir el uso del burka en lugares públicos. "No me imagino a una persona trabajando en nuestro mercado laboral o desarrollando una actividad pública con el burka", señaló.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...