Llegan los ‘bautizos’ civiles

«Como otros deciden que su niño entre en la Casa de Dios, yo quiero que mi hijo entre en la Casa del Pueblo».

 Carmela Planell tiene 48 años, es barcelonesa, profesora de Historia en un instituto y tiene un hijo de cinco años, Marcel. Este domingo, el pequeño será el primero que, de forma oficial, reciba su título de ciudadanía en un acto público. La ceremonia tendrá lugar en el salón de plenos del Ayuntamiento de Igualada, una localidad de 34.000 habitantes situada a 65 kilómetros de Barcelona. Sant Boi, otro municipio barcelonés de 70.000 vecinos, aprobó el 25 de noviembre un documento para regular los llamados 'Actos de Bienvenida a la Comunidad'.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...