Llega el Papa, llega el negocio

Un carpintero abulense es el encargado de crear 200 confesionarios Se colocarán en el Retiro con motivo de las Jornadas de la Juventud

Emulando a San José, Úbeda se ha encerrado en su taller de Ávila desde el pasado 15 de junio para llegar a tiempo a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que tendrá lugar en Madrid del 16 al 21 de agosto, con la presencia del Papa Benedicto XVI.

"Es una responsabilidad muy grande", asegura este abulense que desde hace dos décadas años regenta la Carpintería Ebanistería Emilio Úbeda, siguiendo la tradición familiar iniciada por sus antepasados en 1910 con el primer taller.

Realizar estos confesionarios diseñado por el arquitecto y diseñador Ignacio Vicens ha sido "una responsabilidad muy grande", ya que "no podía haber ni un fallo".

Ahora, sólo queda por rematar la pintura de las patas y celosías de estos confesionarios vanguardistas que tienen 3,60 metros del alto, por 3 de frente y 1,60 de anchura. Todos ellos, diseñados con la forma de las velas de un barco, han sido realizados con material procedente de una empresa de Salamanca. Se trata de una estructura abierta, que se compone de silla, reclinatorio y rejilla para la confesión.

En ellos serán confesados miles de jóvenes de todo el mundo en 30 idiomas, gracias al trabajo iniciado el 15 de junio en la nave que Emilio Úbeda tiene en la zona de Las Hervencias, de Ávila. Su intención es comenzar la instalación en el Retiro el próximo 8 de agosto, para que todo esté listo el día 16.

Este multitudinario evento organizado cada tres años por la Iglesia Católica, se espera que reúna del 16 al 21 de agosto a más de un millón de jóvenes de todo el mundo en Madrid. De ellos, en torno a 15.000 pasarán por Ávila en las jornadas previas y posteriores a la JMJ, por lo que Ávila contará con un protagonismo añadido, al haber sido designada sede de acogida.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...