Llama PRD a diputados de Baja California a sumarse a la laicidad del Estado mexicano

“En las últimas semanas hemos sido testigos de la disputa ideológica por la nación que se expresa, por una parte, en la reforma al artículo 40 constitucional,  votado, casi por unanimidad en la Cámara de Diputados y que define a México como una República que, además de representativa, democrática y federal, es laica”. Así lo afirmó la Diputada Ana María Fuentes Díaz durante su intervención en tribuna en la Sesión de la Comisión Permanente , que posteriormente citó al sociólogo, Dr. Bernardo Barranco, experto en el tema, con el que coincide al afirmar que: “La laicidad de todo Estado moderno, más allá de ser una herramienta jurídica, es un instrumento político de convivencia armónica y civilizada entre diferentes y diversos grupos sociales para coexistir en paz en un espacio geográfico común.” Además, comparte con dicho experto, que un Estado laico debe garantizar la equidad, es decir, la no discriminación, y garantizar los derechos, principalmente de las minorías, es decir, la libertad de conciencia debido a que este garantiza la autonomía de lo político frente a lo religioso.
Sobre este tema, la legisladora manifestó su preocupación al señalar a la jerarquía católica y la derecha extrema por pretender que se rechace la aprobación del Senado a tal  reforma, con la intención  no sólo de bloquear la aprobación de nuevos derechos conquistados en la ciudad de México, sino de insistir en su viejo sueño de reimplantar la educación confesional en las escuelas públicas. Por otro lado, dijo que gran parte de la clase política y de manera especial quienes gobiernan al país, tienen una concepción muy pobre y empequeñecida de lo que representa la laicidad actual del Estado, sobre todo su lugar frente a los desafíos de la reforma del Estado en este siglo XXI.
 Denunció que en los últimos 10 años en México se han observado signos regresivos que ponen en peligro el carácter laico del Estado. Por ejemplo, en el sexenio foxista, dijo, se vivieron provocaciones, como el beso que dio el presidente Fox al anillo papal o los enojos públicos del ex Secretario de Gobernación, Carlos Abascal Carranza, contra la lectura de libros  del escritor Carlos Fuentes. Sin embargo, dijo, resulta altamente preocupante “que  en este sexenio se ha pasado a los hechos, con cambios constitucionales en 18 entidades, de distinto signo político, incluida la nuestra, que vuelven a penalizar la libertad sexual y reproductiva de las mujeres y sus parejas”. Demandó elevar el nivel del debate dejando fuera la recreación de las viejas rencillas entre “conservadores y liberales”, “laicistas y catolicistas”. Centrarse en los absolutismos, lleva  a una polémica reduccionista de una realidad que requiere de  la edificación de espacios públicos nuevos, cimentados en el diálogo y la construcción de consensos. Finalmente invitó fraternalmente a los legisladores locales a estar atentos a este debate nacional, ya que habrá de pasar a ser votada por esta Soberanía, una vez que sea aprobada  en el Senado de la República.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...