Lissavetzky recuerda que Gallardón pidió compensar el IBI no cobrado

En 2011, el exalcalde de Madrid solicitó al Gobierno una retribución por los impuestos que no le cobraba a la Iglesia, fundaciones, embajadas, comisarías y cuarteles, entre otras Estas dispensas detraen a la Hacienda local 94 millones de euros al

No hace ni un año que el anterior alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, pedía compensaciones al Estado por el dinero de los impuestos que no podía cobrar a la Iglesia, como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Algo que ha recordado hoy el portavoz del grupo municipal socialista, Jaime Lissavetzky, al tiempo que ha achacado a la “amnesia” del ahora ministro de Justicia sus últimas declaraciones sobre el IBI justificando esas exenciones fiscales. El grupo socialista tiene previsto presentar una iniciativa en el Ayuntamiento para que “todo el mundo” pague el impuesto, tanto la Iglesia Católica como el resto de confesiones, las embajadas y los partidos políticos.

“Yo sí lo cobraría”, ha afirmado esta mañana en rueda de prensa, para distinguirse de la alcaldesa, Ana Botella, que ha asegurado recientemente que ella no cobraría el IBI a la Iglesia aunque la normativa se lo permitiera. “Dejamos de recibir cien millones de euros por este concepto”, ha asegurado Lissavetzky, “y ahora esto ya no vale”.

Según la Ley de las Haciendas Locales, la Iglesia está exenta de pagar el IBI en virtud de los Acuerdos entre el Estado y la Santa Sede de 1979, lo que incluye tanto templos y capillas, como residencias de obispos y sacerdotes, oficinas, seminarios y conventos. Tampoco pagan los edificios públicos dedicados a seguridad ciudadana (comisarías), servicios educativos y penitenciarios o a la defensa nacional (cuarteles), los inmuebles de la Cruz Roja, las sedes diplomáticas de otros países y las estaciones de ferrocarril, además de edificios catalogados como patrimonio histórico (muchos son viviendas del centro).

Lissavetzky, a preguntas de la prensa, ha hablado también sobre la pitada que recibió el himno nacional en la final de la Copa del Rey de fútbol. “Está mal apagar incendios con gasolina”, ha dicho en referencia a las declaraciones de Esperanza Aguirre, “pero eso no justifica de ninguna manera las pitadas ni los insultos”. El portavoz socialista ha pedido que no se haga responsable al presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, después de que el alcalde de Getafe, Juan Soler (PP) le haya exigido disculpas. También ha restado importancia a la petición desde algunas instancias de que los clubes pidan disculpas por la pitada. “Mezclar política y fútbol no es bueno. Que no nos distraigan de lo importante”, ha asegurado.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...