«Limpia tu casa que tiene mucha porquería»

La Asociación Mujeres Progresistas de Andalucía ha calificado de «tremenda barbaridad» las declaraciones del arzobispo de Granada sobre el aborto

La presidenta de la Asociación Mujeres Progresistas de Andalucía, Alicia Vañó, tachó de "tremenda barbaridad" las declaraciones hechas el pasado domingo en la Catedral de Granada por el arzobispo, Francisco Javier Martínez, durante su homilía, y le instó a que "se preocupe de limpiar su casa que tiene mucha porquería que echar fuera y deje a las mujeres tranquilas".

Vañó señaló que a la Iglesia, "le importa poco la vida humana y los demás", y añadió que "lo único que le importa a los religiosos es tener a las mujeres cogidas para que sigan transmitiendo los valores que a ellos les permiten tener el poder que tienen". Por tanto, aseveró, "las feministas y las mujeres que estamos en otra honda los ponemos en peligro".

Así, para argumentar sus declaraciones, Vañó aludió al 'Informe O'Donohue', hecho en 2001 tras la denuncia de la religiosa María O'Donohue, coordinadora del programa sobre el sida de Cáritas Internacional y del Fondo Católico de Ayuda al Desarrollo (Cadof), quien, dijo, "presentó un informe sobrecogedor a cardenal Eduardo Martínez Somalo, denunciando lo que estaba sucediendo con las monjas, que estaban siendo violadas".

A hilo de lo anterior, la presidenta continuó diciendo que "en dicho informe, que fue encargado en aquel momento por El Vaticano, se contemplan casos de novicias violadas por sacerdotes, médicos de hospitales católicos presionados por sacerdotes para obligar a monjas y otras jóvenes a abortar", por lo tanto, sentenció, "cómo tienen la desvergüenza de hablar de nada y no se preocupan más de limpiar su propia casa".

"Es un escándalo que se produjo en 23 países, aunque la mayoría de los casos tuvieron lugar en África, y que, aparte de por O'Donohue, fue denunciado por la religiosa Maura McDonald en la revista 'National Catholic Reporter", argumentó. Además, explicó, "tuvieron la desvergüenza de decir que como los sacerdotes eran negros, eso era costumbre dentro de sus tribus".

Es más, añadió, "el por entonces portavoz de El Vaticano, Joaquín Navarro Valls, dijo que se produjo en una área geográfica limitada, lo cual era mentira".

Finalmente, y prosiguiendo con sus argumentos, Vañó hizo referencia al tema de los abusos sexuales a menores de curas en Irlanda, unos abusos que, apuntó, "fueron acallados por la Iglesia Irlandesa, como señala el Informe Murphy', nombre de la juez Yvonne Murphy, que fue quien admitió a trámite la denuncia por los abusos, que ya se sabe que han afectado a 400 menores".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...