Líderes musulmanes tachan de ofensa al Islam la cumbre antiterrorista por ser en la Alhambra

El Gobierno declina comentar las declaraciones de los representantes islámicos granadinos para no crear polémica alguna en torno a las conmemoraciones del 11-M

Tres representantes de la comunidad musulmana granadina anunciaron ayer que la celebración en la Alhambra de una cumbre europea sobre terrorismo internacional es interpretada por los fieles a esta fe como un agravio al Islam. Las frases empleadas en su comparecencia pública fueron tales como es «estúpido» que el monumento nazarí acoja esta cumbre; el ministro español «no ha estado muy fino» en su elección; o se preguntaron si con este tipo de gestos las Administraciones quieren dejar claro que la «reconquista continúa». El tono fue duro y las descalificaciones continuas en la rueda de prensa.
   El subdelegado del Gobierno en Granada, Antonio Cruz, consultado por este periódico, declinó comentar las declaraciones y prefirió mantenerse al margen. Justificó su postura al tratarse de una fecha tan señalada como el 11-M, en el que los protagonistas son las víctimas de la masacre ocurrida en Madrid hace hoy un año.
   La reunión a la que se refieren los representantes de la comunidad islámica de Granada es la cita que cinco ministros del Interior de Europa -España, Francia, Italia, Gran Bretaña y Alemania (G-5)-, van a sostener este próximo lunes en Granada para debatir sobre terrorismo internacional. Los representantes de la comunidad islámica que ayer comparecieron en público son el fundador de la mezquita de la Paz en Granada, Ibrahim López, el imán Abdul-Qader Abu Husni y el presidente de la mezquita del Bajo Albaicín, Zakarias Maza.
   La elección de la Alhambra como sede de este encuentro ha sido el detonante de la polémica. La visita al monumento de los máximos responsables de seguridad de los estados del G-5 para intercambiar información sobre el terrorismo ha levantado ampollas en el seno de la comunidad musulmana, que ha sentido el gesto como una ofensa: «Definir la lucha contra el terrorismo internacional en un monumento árabe suena a que se nos está apuntando con el dedo», denunciaron.
«Confusión» en el Islam
  
«La elección de la Alhambra puede crear confusión entre la comunidad islámica de todo el mundo», señalo el fundador de la mezquita de la Paz en Granada, Ibrahim López. Tal es así que sugirió que habría sido «más correcto» que el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, eligiera El Escorial como lugar de encuentro, «un sitio que no levantaría ninguna polémica», señalaron.
   Insistieron en la absoluta «falta de acierto» de Moratinos a la hora de elegir el monumento granadino. «No creemos que se haya escogido con maldad, pero sí que la falta de diplomacia del Ministerio es absoluta. Es un gesto innecesario e idiota», concluyó. Lo que en ningún momento cuestionaron los representantes de la comunidad islámica es el fondo de la reunión ministerial. Esto es, el terrorismo internacional.
   De hecho, llegaron a afirmar que se encontraban «encantados de que los estados se reúnan para combatir el terrorismo». Por ello, anunciaron que la comunidad musulmana de Granada participará hoy en los actos de condena y de homenaje a las víctimas del 11-M, gesto que agradeció el delegado de la Asociación de Víctimas del Terrorismo en Granada, Gerardo Puentes, que estuvo en todo momento presente en la comparecencia.
   Por último, denunciaron que el Ayuntamiento de Granada destina mucho más dinero a las cofradías que a reparar las mezquitas, de las que dijeron que «están en un estado lamentable». Añadió así que «los musulmanes padecemos desigualdades».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...