Libertad de expresión y familia

Se comenta estos días las afirmaciones de nuestro Ministro del Interior contrarias a las bodas homosexuales.  No es lo mismo ideología que biología, el ministro expresa su preocupación por la supervivencia de la especie dado que los matrimonios homosexuales no tienen descendencia (olvidando  inseminaciones de mujeres homosexuales), no le preocupa en cambio el voto de castidad religioso.  Cierta opinión pública ha defendido la libertad de expresión del alto cargo sin valorar precisamente que en su actual circunstancia es un representante del Estado español y no puede hablar como una persona privada; por lo que su libertad de expresión está limitada por la legislación actual que debe hacer cumplir como Ministro del Interior.

Una vez más, se cuestiona si una familia iniciada por una pareja homosexual es una familia aplicando consideraciones orientadas religiosamente.   Está vez el Diccionario de la Real Academia Española de la lengua indica objetivamente,como acepción primera, que familia es un “Grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas”, sin más connotaciones ideológicas.

Lo mejor que se puede decir sobre la cuestión, haciendo referencia a un diálogo de la película “Harvey Milk” cuando le reprochan precisamente al protagonista que los matrimonios homosexuales no son fecundos, es su afirmación de que: “No obstante, seguimos intentándolo”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...