Ley de transparencia para la Iglesia católica española

Tendrán que estudiarse los términos a aplicar al no tratarse de una administración pública. «Europa laica» cifra en 11.000 millones de euros el dinero público que recibió la jerarquía católica en 2012.

Soraya Sáenz de Santamaría ha confirmado este viernes que la financiación de la Iglesia católica correspondiente a los presupuestos generales del Estado se incluirá en la ley de transparencia que se está tramitando en las Cortes Generales y que también afecta a la Corona.

Según Europa Laica, de forma directa o indirecta (incluyendo Administraciones central, autonómica y local) la institución católica española percibió hasta 11.000 millones de euros de fondos públicos en 2012.

La vicepresidenta no ha dado más detalles sobre el procedimiento por el que los administradores de la cúpula eclesiástica deberán hacer públicas sus cuentas, aunque sí ha señalado la complejidad de este encaje en la nueva norma, por cuanto ni la Iglesia ni la Corona sobre “administraciones públicas, sino instituciones financiadas con fondos públicos”, por lo que hay que “tasar” bien su incorporación a la ley.

Las Federaciones de otras confesiones religiosas con Acuerdos con el Estado (evangélicos, judíos y musulmanes) también reciben dinero público a través de la Fundación Pluralismo y Convivencia, aunque en su caso están sometidas a las normas habituales de subvenciones públicas en cuanto a rendir cuentas y justificar las cantidades recibidas.

REVESTIDO DE NORMALIDAD
La número dos del Ejecutivo español ha tratado de revestir de normalidad plena la incorporación de la Iglesia a la ley de transparencia, después del debate que se generó con la inclusión de la Corona.

En este sentido, la portavoz del Gobierno ha señalado que ya Mariano Rajoy, en el Debate sobre el Estado de la Nación habló de incluir los organismos o instituciones financiados con fondos públicos en esta norma.

¿DE “CUÁNTO” HABLAMOS?
De lo que tendrá que dar cuenta la Iglesia católica será, al menos, de los fondos públicos que reciba, aunque estos son difíciles de precisar, ya que se encuentran dispersos en varias partidas de los Presupuestos Generales del Estado.

Que se sepa, el pago de los profesores de religión tuvo un coste público de algo más de 94 millones de euros en 2012, según el Gobierno, mientras que Europa Laica —la mayor organización laicista— eleva el desembolso a 500 millones. También hay discrepancias sobre cuánto se destina a la asistencia religiosa en hospitales y en las Fuerzas Armadas, mientras se desconoce el montante global de, por ejemplo, las partidas dirigidas al mantenimiento del patrimonio de la Iglesia católica.

Según Europa Laica, la institución católica española percibió, de forma directa o indirecta y de las Administraciones central, autonómica y local, hasta 11.000 millones de euros de fondos públicos en 2012, en parte por las exenciones fiscales. En el momento en el que se someta a la Ley de Transparencia, deberán ser escrutables.

“YA ESTAMOS EN LA TRANSPARENCIA”
“Bienvenida la transparencia porque ya estamos en ella”, ha declarado el secretario general de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino. “La transparencia es un modo ordinario de funcionamiento en las cuestiones económicas de la Iglesia”, ha explicado el portavoz de la CEE, que ha indicado que anualmente presentan “a las instituciones competentes” un informe que recoge el destino del dinero procedente de los contribuyentes.

“Si las leyes quieren algo más preciso, estamos dispuestos, así que bienvenida la transparencia porque ya estamos en ella”, ha destacado.

Archivos de imagen relacionados

  • Rouco y obispos
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...