Las víctimas de un jesuita pederasta de EEUU, indemnizadas con 10 millones de dólares

Las víctimas de abusos sexuales de un jesuita han llegado a un acuerdo extrajudicial con la Archidiócesis de Boston por el que recibirán una indemnización conjunta de diez millones de dólares (unos 10.300.000 euros).

El acuerdo se alcanzó después de que 86 víctimas del sacerdote condenado por abusos sexuales a menores John Geoghan, expulsado de la Iglesia, aceptaran la oferta arzobispal, explicó el abogado de los demandantes, Mitchell Garabedian. Geoghan fue condenado a prisión por violar a un menor y afronta acusaciones por abusar sexualmente de más de 130 niños durante 30 años como párroco de varias iglesias. De ser aprobado hoy por un juez, el acuerdo puede poner fin a un caso que ha estado entre los más sonados dentro de los escándalos de abusos sexuales por parte de sacerdotes que han sacudido a la Iglesia Católica desde principios de año.

La Archidiócesis de Boston, en la picota
El cardenal arzobispo de Boston, Bernard Law, y otros miembros de la jerarquía católica han sido criticados porque, pese a conocer el historial de abuso sexual de Geoghan, lo trasladaron a diferentes parroquias entre 1980 y 1990 sin tomar otras medidas.

La Archidiócesis de Boston, que afronta unas 400 denuncias de abuso sexual de sus sacerdotes, había hecho en marzo ofertas previas a las víctimas de Gegoghan de entre 15 y 30 millones de dólares, que retiró dos meses después por cuestiones financieras. El abogado admitió a principios de septiembre que la archidiócesis había ofrecido llegar a un acuerdo por diez millones de dólares, pero señaló que algunos de sus clientes rechazaron la oferta y que él necesitaba el respaldo de todos para aceptarlo.

Bajo los términos del acuerdo, 50 demandantes se repartirán 9,3 millones de dólares, 540.000 dólares se dividirán entre una veintena de personas y las 16 restantes recibirán 160.000 dólares en total.

El acuerdo no afectará directamente las demandas civiles contra el cardenal Law y la archidiócesis por presunto abuso sexual del sacerdote Paul Shanley, que afronta cargos civiles y criminales por violación de niños. Otro sacerdote jesuita que había trabajado durante más de dos décadas como profesor y entrenador en escuelas fue acusado de cargos de abuso sexual de estudiantes aprovechando las competiciones de lucha libre.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...