Las religiones en mi Tierra

Desfiles de los nuevos cristianos en Caraz.

La religión sigue siendo un factor dominante para la mayoría de la población mundial. Solo la libertad de credo, sobre todo en una ciudad pequeña, puede ser el motor de las buenas relaciones humanas y el desarrollo integral.

La novelística del peruano José María Arguedas trató de ser vista como una “exaltación nacionalista peligrosa”. Y el tiempo, la polémica le ha permitido que su obra valoriza las diferencias entre las comunidades del mundo y hace mas para prevenir el fascismo que para promoverlo.

Esa Utopía Arcaica, que calificaron a la obra de Arguedas fue la que contribuyó a la liberación del campesino del sistema medieval de las haciendas. “La multiplicación de iglesias católicas en las haciendas permitió que los sacerdotes trataran de identificar al dueño del latifundio como el representante de Dios en la tierra”

Llegamos al 2019 y en Caraz, capital de la provincia de Huaylas, en el Nor-Este de los Andes peruanos, se cumplen 100 Años de al fundación de la Iglesia de las Asambleas de Dios, una vertiente del Cristianismo expresado en las Iglesias católica romana, ortodoxa, protestante, anglicanismo, restauracionista y pentecostal, con presencia activa en los cinco continentes, principalmente en América Latina y Europa.

La Iglesia Católica, desde que España conquistó América mantuvo y mantiene aún en diferentes latitudes un liderazgo y presencia oficial avalada por las Constituciones de los Estados.

Para la Iglesia Católica fue una prueba muy difícil aceptar la quiebra de su hegemonía. Sus sacerdotes, gozaban del aprecio y respeto colectivo, ejercitaban autoridad plena en la población. Los bautizos, los matrimonios, el comercio dependían de su administración y de sus oraciones.

Quienes quebrantaron su filiación con la Parroquia tuvieron que soportar reacciones lesivas a los sagrados lemas de amar al prójimo como a ti mismo. Los militantes no católicos tuvieron que superar con estoicismo las fricciones de los representantes de El Vaticano.

Recién a fines de la Década del Siglo XX, La República Peruana logró del Parlamento la libertad de credo, aunque desde Roma el poder persistía por ley o tradición. Los estudiantes del colegio publico, con más de cien años de fundación, facultó la exoneración voluntaria de los cursos de Religión (católica), de la partida bautismal o de matrimonio de los padres.

Opiniones de Profesionales de la Salud Mental remarcan que esa conducta hegemónica que practicó el o los representantes del Vaticano, generó contestarios, rebeldes, desobedientes a las rígidas normas de control de quienes estudiaban, sobre todo, en en el Internado, servicio que construyó valores de la amistad, solidaridad y rebeldía.

Virgen de Chiquinquira imagen donada por Colombia.

Isaías Zavaleta Figueroa, por ejemplo, escribió un relato sobre la valiente actitud de Carlos Philips, quien murió con disparos de los esbirros de la dictadura. Célebre es la carta que este militante aprista, dejó en 1932, a su familia y militantes:

“Prométeme que querrás mucho a nuestro hijo y que le enseñarás a odiar todas las tiranías. No me siento culpable de nada. Tengo mi conciencia tranquila. Muero sin culpa, tranquilo, pero como un verdadero cristiano, llevando en el pecho a Cristo, Nuestro Señor. Más tarde la historia reivindicará mi nombre».

ASAMBLEAS DE DIOS

El avivamiento se extendió rápidamente y muchos pentecostales reconocieron la necesidad de una mayor organización y transparencia. Los padres y las madres fundadores de las Asambleas de Dios se reunieron Arkansas, en abril de 1914 para promover la unidad y la estabilidad doctrinal, establecer una personería legal, coordinar la empresa misionera y establecer una escuela de entrenamiento para el ministerio.

Poco después, los líderes enfrentaron una disputa doctrinal: el abandono de la teología trinitaria tradicional en favor de una visión monárquica modal de la divinidad (también llamado el «Nuevo Asunto» o la «Teología de la Unicidad»). En 1916, el Concilio General aprobó una Declaración de Verdades Fundamentales, que afirmaba la ortodoxia trinitaria. Las Asambleas de Dios han endosado colegios bíblicos, universidades y un seminario en los Estados Unidos.

Las Asambleas de Dios del Perúes una iglesia cristiana con mayor trascendencia a nivel nacional, cuya trayectoria se inició en los años de 1919, cumpliendo 100 años en el 2019.

El Concilio General de las Asambleas de Dios (E.U.A.), uno de los movimientos pentecostales más grandes de los Estados Unidos, fue organizado en 1914 por una amplia coalición de ministros que deseaban trabajar juntos para cumplir objetivos comunes, como enviar misioneros y proveer comunión y transparencia en el ministerio.

En el curso del siglo XX, se han producido cambios considerables. La presencia relativa de los musulmanes ha crecido considerablemente, mientras la de los cristianos ha disminuido ligeramente. En el propio cristianismo, que entre tanto se ha convertido en la religión más universalmente presente en la historia, se han producido cambios notables.

En este siglo XXI, dos terceras partes de los cristianos viven en países en el Tercer Mundo. De esta manera, el cristianismo se ha convertido de religión de los ricos blancos en religión de los pobres no blancos. Con ello, el cristianismo no puede sino convertirse en una religión verdaderamente multicultural.

Hace 100 años, se creía que, “dentro de una generación, toda la población mundial se convertirá al cristianismo”. El mundo religioso se ha fragmentado, no sólo por divisiones internas, sino también por el surgimiento y la proliferación sorprendente de nuevas religiones, muchas de ellas surgidas a partir de las grandes religiones establecidas. De hecho, en la actualidad existen unas 10.000 religiones diferentes.

Celebracion en Lima; 100 años de evangelio. Fotos de coleccion El Color del Tiempo de Hernán E. Osorio Herrera

Mientras en el curso del siglo XX, a nivel mundial, la población mundial ha crecido 3,74 veces, en América Latina se ha multiplicado casi 8 veces.

El cristianismo se ha consolidado como la religión hegemónica, pero ha perdido su pretendido monopolio, en favor de otras religiones.

Ha habido en América Latina un crecimiento general modesto de la presencia de grandes religiones del mundo, como también de las nuevas religiones, del espiritismo, y de la no-creencia.as nativas de quechua, aimara y diferentes lenguas amazónicas, todo gracias a la misericordia de nuestro Señor Jesucristo.

Desde la antropología, y según Geertz (2003: p.89): «Una religión es un sistema de símbolos que obra para establecer vigorosos, penetrantes y duraderos estados anímicos y motivaciones en los hombres formulando concepciones de un orden general de existencia y revistiendo estas concepciones con una aureola de efectividad tal que los estados de ánimo y motivaciones parezcan de un realismo único».

La religión se articula con la antropología, la sociología, la Historia, así como con la lingüística y todo lo que cabe dentro de la cultura, en términos tanto artísticos como técnicos.

Las Asambleas de Dios (AD) fue oficialmente organizada en Hot Springs, Arkansas, en 1914 con 300 delegados. Hoy las iglesias afiliadas en los Estados Unidos suman 13,023, y las AD cuenta con más de tres millones de miembros y adherentes. Mundialmente, las Asambleas de Dios cuenta con 68.5 millones de miembros y es la denominación pentecostal más grande del mundo.

Las religiones en el mundo

Número de miembros de las mayores religiones del mundo en el año 2000, comparado con el del año 1900, y porcentajes respecto a la población mundial total:

año 1900 año 2000
Población total 1619 100% 6055 100%
Cristianos 558 34’5% 1999 33%
Musulmanes 200 12’3% 1188 19’6%
Hindúes 203 12’5% 881 13’4%
Budistas 127 7’8% 360 5’9%
Religiones Indígenas 117 7’3% 228 3’8%
Judíos 12 0’8% 14 0’2%
Nuevas Religiones 6 0’4% 102 1’7%
No creyentes 3 0’2% 778 12’7%

Actualmente, la población mundial crece con un 1,2% por año (p.a.). La gran mayoría (un 85%) de la población mundial tiene religión. Una tercera parte de la población mundial es cristiana, con un crecimiento de 1,4% p.a.. Una quinta parte de la población mundial es musulmana, con una tasa de crecimiento más fuerte, del 2,1%, p.a. El hinduismo está creciendo con un 1,7% p.a..

Las religiones en América Latina

año 1900 año 2000
Población total 65 100% 519 100%
Cristianos 62 95’2% 481 92’75%
Musulmanes 0’05 0’1% 1’5 0’3%
Religiones indígenas 2’2 3’5% 1’2 0’3%
Judíos 0’02 0’0% 1’1 0’2%
Hindúes 0’1 0’3% 0’7 0’2%
Budistas 0’0005 0’0% 0’6 0’1%
Nuevas Religiones 0 0’0% 0’5 0’1%
Espiritistas 0’2 0’4% 12 2’3%
No creyentes 0’3 0’6% 16 3’1%
Ateos 0’1 0’0% 2’7 0’5%

Mientras en el curso del siglo XX, a nivel mundial, la población mundial creció 3,74 veces, en América Latina se ha multiplicado casi 8 veces. El cristianismo se ha consolidado como la religión hegemónica, pero ha perdido su pretendido monopolio, en favor de otras religiones.

Ha habido en América Latina un crecimiento general modesto de la presencia de grandes religiones del mundo, como también de las nuevas religiones, del espiritismo, y de la no-creencia. En las estadísticas se registra una reducción muy fuerte de las religiones indígenas -incluidas las religiones afro-americanas-, mucho más fuerte que a nivel mundial, donde su presencia ha sido reducido del 7,3% en 1900 al 3,8% en 2000.

Los cristianos en América Latina

año 1900 año 2000
Población total 65 100% 519 100%
Cristianos 62 95’2% 481 92’75%
Católicos 59 90’1% 461 88’8%
Protestantes 0’9 1’4% 46 9’3%
Anglicanos 0’7 1’1% 1 0’2%
Ortodoxos 0’7 1’1% 0’5 0’1%
Iglesias independientes 0’03 0’1% 39 7’7%
Cristianos marginales 0’003 0’0% 6 1’3%
Evangelicales 0’7 1’2% 40’3 7’8%
Pentecostales/Carismáticos 0’01 0’0% 141 27%
Afiliados doblemente 0’3 0’4% 80 15’5%

En América Latina, al final del siglo XX, el cristianismo mantuvo su hegemonía con un 93,7%. Actualmente, los analistas distinguen dentro de cristianismo seis grandes bloques: cuatro tradicionales, que son el catolicismo, el protestantismo, la ortodoxia y el anglicanismo; y dos bloques recientes: los «cristianos marginales» (mormones, testigos de Jehová) y las «iglesias independientes» que representan mayormente iglesias indígenas no blancas. Todos ellos están presentes en América Latina.

Dentro del cristianismo, el catolicismo perdió su casi monopolio, mayormente a favor del protestantismo y de las iglesias indígenas independientes que han crecido fuertemente en las últimas cuatro décadas. Las estadísticas demuestran también cuán dominante resulta el evangelicalismo en la presencia protestante en el Continente. Por otra parte, América Latina participa de lleno en la corriente pentecostalista/carismática que, a nivel mundial, va caracterizando el cristianismo ya con un 27,7%.

Llama la atención que en América Latina los cristianos se caracterizan fuertemente por la «doble afiliación» (a más de una comunidad o iglesia a la vez) en un 15’4%, mucho más que en el resto del mundo, donde este fenómeno representa un promedio de 5,1 %.


Fuentes:

BARRETT, D.B.; KURIAN, G.T., JOHNSON, T.M., World Cristian Encyclopedia, 2nd Ed., Oxford, Oxford University Press, 2001, 2 Vols.

Annual Statistical Table on Global Mission, en: International Bulletin of Missionary Research, 1998-2002

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...