Las relaciones Iglesia Estado inamovibles

SE PERCIBE QUE LAS RELACIONES DEL GOBIERNO DE SÁNCHEZ CON EL VATICANO VAN A SEGUIR, COMO HASTA AHORA. MÁS DE LO MISMO.

Carmen Calvo, sigue la misma senda que, en su día, desarrollara Teresa de la Vega en sus reuniones con Bertone, durante el mandato de Zapatero.

Además de la reunión que mantuvo, en junio, el presidente Sánchez con la cúpula de la Iglesia católica, próximamente, Calvo, viajará a Roma para reunirse con la mano derecha del Papa, Pietro Parolini, con la “excusa” de tratar el fiasco del “caso momia Franco/la Almudena”, que -al parecer- “se les ha ido de las manos”, quizá por falta de previsión y, además, para resolver otros muchos “asuntos ordinarios”, según información oficial de Moncloa.

Mientras que se observa muy poco “movimiento político” en temas como la comprometida denuncia de los Acuerdos concordararios; sobre eliminar simbología religiosa en espacios públicos; sobre los impuestos, para que la Iglesia deje de disfrutar de tantos privilegios, en materia fiscal; en cuanto dejar de financiarla, vía IRPF; sobre transparencia en las cuentas de la Iglesia; en materia de Enseñanza, para avanzar en laicidad; en cuanto a las inmatriculaciones; o a sacar la blasfemia del código penal…

Más bien se percibe un “nuevo Pacto” (más o menos encubierto) con El Vaticano, para que todo siga igual o parecido.

Curiosamente (al menos de lo que se conoce) tampoco aparece ninguna mención sobre laicidad en el reciente Pacto Sánchez/Iglesias.

Es lo que hay. Tampoco ahora toca. Viejo truco. Más de lo mismo. Paciencia.

Francisco Delgado

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...