Las propuestas del PSOE para la educación

Nunca el PSOE había llevado tan lejos sus postulados educativos como hasta ahora. Ni siquiera Zapatero, en sus tiempos, se había atrevido a sacar la Religión católica del currículo y del horario escolar como ahora ha hecho Pedro Sánchez, alentado por el efecto Podemos y dispuesto a meterse en el bolsillo, de una vez por todas, a la marea verde. Los socialistas propugnan una escuela completamente laica. Como Bono levante la cabeza…

¿Qué cambia con la Religión?
El programa electoral de los socialistas dice que, si ganan las generales, quitarán la asignatura de Religión del currículo y del horario escolar. Esto significa que habría que revisar los acuerdos firmados entre el Estado español y la Santa Sede y que esta materia desaparecería de la escuela pública por primera vez en la historia. Incluso con el Gobierno de Zapatero existía, aunque no fuera evaluable: el alumno tenía que elegir entre Religión o su alternativa. La Ley Wert, por el contrario, convirtió la Religión en computable para la media y, por tanto, necesaria para pedir becas, como ocurría en los años 70. Ahora el PSOE se mira en Francia y la quiere eliminar por completo.

¿Volverá Educación para la Ciudadanía?
Sí. En esto, el programa continúa la senda de Zapatero al apostar por este «elemento fundamental de la educación cívica». La idea es que esta asignatura vuelva a estar en el currículo y que se oferte obligatoriamente en todas las comunidades autónomas. La Ley Wert, en realidad, ya permite que cada región la ponga en el marco de sus asignaturas de libre configuración autonómica, por lo que ya se imparte en Andalucía, Cantabria o Aragón. Se trata, pues, de pasar de una oferta y una demanda optativas a una oferta y demanda obligatorias.

¿Se va a extender la educación obligatoria de los 16 a los 18 años?
No. Lo que dice el PSOE es que quiere «universalizar la oferta» hasta los 18 años; es decir, que quiere «garantizar una oferta de plazas educativas suficientes» desde los 16 a los 18 años para que quien decida estudiar más allá de la etapa obligatoria (fijada en los 16 años) pueda hacerlo sin pagar nada. En lo de universalizar todo el mundo está de acuerdo, como en que hay que reducir las elevadas tasas de abandono escolar temprano que hay actualmente (uno de cada cinco jóvenes cuelga los libros a los 16 años). Pero, si obligáramos a todos los críos a estar en clase hasta los 18, los costes educativos serían «elevadísimos», según distintas fuentes, y esto contravendría la legislación laboral internacional, que permite a los jóvenes trabajar desde los 16 años.

¿Qué más quiere universalizar el PSOE?
La educación comprendida entre los cero y los tres años. Es decir, popularizar el uso de guarderías públicas gratuitas en esta etapa para facilitar, sobre todo, la conciliación laboral y familiar. La escolarización entre los tres y los seis años, aunque no es obligatoria, está prácticamente universalizada ya: casi el 100% de los niños de esa edad van a escuelas infantiles.

¿Hay más medidas?
Sí. El PSOE promete derogar la Ley Wert, bajar el precio de la matrícula universitaria, hacer un MIR educativo, poner más plazas de FP y más becas y que el 5% del PIB se dedique a educación en dos legislaturas, con el compromiso de llegar al 7%. Ahora estamos en el 4%.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...