Las propiedades inmatriculadas por la Iglesia desde 1978 en Euskadi superan el medio millar

Los Registros de la Propiedad, en cumplimiento con un mandato parlamentario, han enviado a la Cámara vasca el listado de los bienes que la Iglesia Católica ha inscrito a su favor en la comunidad desde 1978

El grueso de posesiones adquiridas se registra en Gipuzkoa con 379, seguido de Bizkaia con 74 y de  Álava, con 68

Se trata sobre todo de templos parroquiales, ermitas, basílicas, pero también viviendas, locales comerciales, cementerios,  fincas, solares, terrenos y frontones

El inventariado de propiedades que la Iglesia ha registrado a su favor en Euskadi sin hacerlo público, sin pagar impuestos de transmisión patrimonial y sin acreditar ser la titular de los bienes- con la sola certificación del obispo- es largo. Las  inmatriculaciones realizadas por la institución católica alcanzan más del medio millar en Euskadi. El grueso de posesiones escrituradas se registra en Gipuzkoa con 379, seguido de Bizkaia con 74 y en Álava, con 68. Así consta en los listados enviados por los Registros de la Propiedad a la Cámara vasca y a los que ha tenido accesoeldiarionorte.es

Estos organismos públicos no han hecho llegar a los parlamentarios esa relación de bienes a iniciativa propia sino en cumplimiento de un mandato parlamentario.La Cámara vasca aprobó en junio del 2015 una propuesta propulsada por EH Bildu y respaldada por PSE y PNV, en la que reclaman con urgencia un listado de todo lo inmatriculado por la Iglesia desde 1978, con el fin de recuperar los bienes. Queda así cumplido, con el envío de la enumeración de propiedades, el primer encargo. Ahora le corresponde al Gobierno vasco elaborar un informe, en un plazo de seis meses, que será remitido de inmediato a las administraciones públicas afectadas. Pretenden sacar a la luz las inscripciones realizadas en la comunidad vasca por la Iglesia sin acreditar titularidad y verificar así a quién debería corresponder de dichos inmuebles.

Mociones en los ayuntamientos

De forma paralela a este proceso, desde EH Bildu van a presentar mociones en los ayuntamientos «para reclamar que esas posesiones sean devueltas a sus legítimos dueños», ha asegurado Igor López de Munain, impulsor de la proposición no de ley y que califica de «expolio de bienes públicos» el proceso de inmatriculaciones acometido por la Iglesia.

La institución católica engordó de forma notable su patrimonio, sobre todo, a partir del año 2003, favorecida por la reforma de la Ley Hipotecaria realizada durante el Gobierno de José María Aznar en 1998, y que venía a amoldar la Ley Hipotecaria franquista de 1946. En dicha norma se equiparaba la figura del eclesiástico, el obispo, con un fedatario público. Mientras que un ciudadano para registrar una propiedad familiar por primera vez, debe presentar pruebas y testigos a la administración, la Iglesia estaba exenta de esas obligaciones. Se le permitía solo a esta institución inscribir lugares de culto y otras propiedades que previamente no estuvieran registradas sin rendir cuentas a la administración y este privilegio no quedó derogado hasta la entrada en vigor de nueva Ley Hipotecaria del Gobierno de Mariano Rajoy, que equipara los criterios para las inmatriculaciones de la Iglesia con el procedimiento generalizado entre el resto de la ciudadanía.

En Navarra, 1.087 bienes censados

Se estima que la Iglesia registró a su nombre, amparada por esa la Ley, 5.000 propiedades en todo España, pero no se disponen de datos contrastados.

Euskadi es la segunda comunidad después de Navarra- con 1.087 bienes censados desde 1998 al 2007- que conoce la enumeración de propiedades inmatriculadas.

La fórmula que se repite en muchas notificaciones archivadas en los registros vascos, algunas manuscritas, es similar. Se alega que «el obispo posee en plena propiedad y en pacífica posesión desde tiempo inmemorial, sin que exista título alguno que lo acredite», el bien descrito y así lo declara el cargo eclesiástico mencionado.

Solares de aparcamientos

Entre las propiedades escrituradas figuran de templos parroquiales, ermitas, basílicas, pero también viviendas, caseríos, locales comerciales- uno destinado a un horno de panadería-, casas agrícolas; cementerios, fincas, solares en los que se ubican aparcamientos; huertas, terrenos y frontones. En la descripción recogida se refleja si el bien está libre de cargas.

Hay registros de la propiedad- como el nº 2, el nº 4 o el nº 6 de Donostia- que han declarado que no les constan matriculaciones de la Iglesia durante el periodo referido. La mayoría de los bienes registrados se ubican en localidades pequeñas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...