Las monjas millonarias, ¿temerosas de Dios y de un corralito?

Desde una web ultracatólica recomiendan guardar el dinero en casa ante el «codicioso» Gobierno

El robo en el convento cisterciense de Santa Lucía en Zaragoza de unos 450.000 euros que las monjas guardaban en bolsas –inicialmente denunciaron que la cifra sustraída ascendía a 1,5 millones- sigue dando que hablar. Aparte de la investigación policial del robo, la Agencia Tributaria ha instado a las religiosas a que aclaren la procedencia del dinero, y algunos medios ultraconservadores se apresuraron a justificar las cantidades. Ahora un colaborador de Religión en Libertad, un medio ultracatólico, asegura que las monjas permanecían alejadas de los bancos alertadas por su asesor fiscal ante el temor a un corralito como en Argentina. Y de paso dice que guardar dinero en casa es "una prudente manera de mantenerlo a salvo de las posibles veleidades de los bancos y también de nuestro codicioso y caprichoso Gobierno".

Aunque desde algún medio de la caverna se criticó a las monjas por su extraño proceder, en general desde aquel ámbito se arropó a las religiosas y se presentaron los 450.000 euros como producto de su trabajo, especialmente de la conocida como ‘monja pintora’. Ahora también desde un medio ultracatólico, Religión en Libertad, el articulista Luis Antequera –que se presenta también como colaborador de la COPE- se esfuerza en argumentar lo razonable de guardar esas cantidades en casa.

El asesor fiscal del convento
Antequera asegura haber escuchado en una radio –que no especifica- que el asesor fiscal de las monjas de Santa Lucía les había recomendado ante la crisis mantener su dinero fuera de los bancos, apelando al precedente del corralito argentino.

Versión “muy verosímil”
Según este articulista, se trata de una versión “muy verosímil” e insiste en que guardar el dinero no sólo no es delito sino que “puede constituir una prudente manera de mantenerlo a salvo de las posibles veleidades de los bancos y también de nuestro codicioso y caprichoso Gobierno”.

El caso de Argentina
Tras detenerse en el caso del corralito argentino y en las consecuencias de la devaluación del peso tras el fin de la paridad con el dólar, Antequera recuerda que el país argentino “ganaron todos aquéllos que tenían esos mismos dólares, pero fuera de los bancos: en sus casas o incluso fuera del país”. Insiste en que “una retirada de España del euro” fue una “hipótesis muy racional” en su momento y “podría volver a presentarse”.

“Las hacendosas monjitas…”
“Las hacendosas monjitas del convento de Santa Lucía, sin duda y a lo que se ve, convenientemente asesoradas, no han hecho otra cosa que lo que tantos españoles no menos bien asesorados, a saber: guardar sus euros a buen recaudo y lejos de los bancos. Por lo que pueda pasar”, concluye Antequera.

Monjas y blanqueo… en Grecia
Parece que el daño que se puede hacer a un país con la fuga de capitales no entra en los cálculos de algunos, al menos en Grecia. La Voz de Galicia informaba este jueves de que el responsable del comité parlamentario de lucha contra el lavado de dinero, Panagiotis Nikoloudis, ha alertado de que del país heleno se han retirado unos 30.000 millones de euros desde el comienzo de la crisis. “Hasta las monjas se han llevado al extranjero su dinero”, declaró a la prensa Nikoloudis en un llamamiento para evitarlo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...