Las minorías religiosas piden más horas de clase en la enseñanza pública

Sin duda la religión católica, en este tema como en temas fiscales, simbólicos, jurídicos,… está privilegiada, al igual que lo están las grandes religiones sobre quienes no tienen creencias (agnósticos o ateos) que son el 25 % de la población. Pero en el tema de la religión en la escuela la pregunta básica es ¿acaso la escuela es el lugar para la catequesis religiosa? Sea católica, islámica o evangélica. Y entendemos que no, que para lo que es conocer el hecho religioso está la historia, la filosofía,… y para lo que es catequesis están las parroquias, las mezquitas,… Por eso reclamamos que la enseñanza doctrinal de la religión quede fuera de la escuela.


Sobre el papel, todos los colegios e institutos sostenidos con fondos públicos, excepto aquellos con ideario católico, deben informar a su alumnado de las opciones que existen para cursar una enseñanza doctrinal -Católica, Evangélica, Islámica o Judía- o una asignatura alternativa. Además, la Administración debe garantizar que el alumnado que solicite estudiar uno de esos cuatro credos efectivamente reciba esa formación. El acuerdo que así lo establece con la comunidad musulmana está recogido en la ley 26/1992 de 10 de noviembre, que «garantiza a los alumnos musulmanes, a sus padres y a los órganos escolares de gobierno que lo soliciten el ejercicio del derecho de los primeros a recibir enseñanza religiosa islámica en los centros docentes públicos y privados concertados» sin ideario. Con la comunidad evangélica la Junta de Andalucía convenió en 2012 colaborar para que esta creencia también se impartiera en los colegios públicos andaluces y en los concertados sin ideario católico. «La enseñanza de la Religión Evangélica será de oferta obligatoria para los centros docentes y no supondrá discriminación alguna en la actividad escolar», señala el convenio, firmado por el entonces consejero del ramo, Francisco Álvarez de la Chica, y la Consejería de Educación del Consejo Evangélico Autonómico de Andalucía (CEEA) y recogido en la orden de 29 de febrero de 2012. Sin embargo, las minorías religiosas estiman que aquellos acuerdos no se cumplen y alegan que hay alumnos que no pueden estudiar su fe en el colegio por falta de financiación. 

Según Ana Calvo, de la Consejería de Enseñanza Religiosa Evangélica, en la provincia de Granada «hay 180 alumnos aproximadamente según nuestros datos que se han quedado sin poder dar Religión Evangélica, no porque no haya profesores suficientes, sino porque la Administración no concede las horas suficientes para que estos alumnos puedan disfrutar» de la opción que han elegido para estudiar en el colegio o en el instituto. El problema, entienden, es económico, ya que dar más horas a esa asignatura supone ampliar los contratos a los docentes. 

Según los datos aportados por Calvo, en la provincia hay este curso 573 alumnos repartidos en 30 centros de Primaria y Secundaria que sí reciben formación en Religión Evangélica. Todos ellos están atendidos por diez docentes. Por contra, 180 estudiantes se han visto obligados a escoger la asignatura alternativa. Esto supone que uno de cada cuatro alumnos que profesan esta creencia y que solicitaron estudiarla en el aula este curso no pueden hacerlo. «Los profesores no disponen de más horas en sus horarios para atender a los alumnos que han solicitado Religión Evangélica», añade Calvo, que puntualiza que la situación es «especialmente crítica» en dos colegios granadinos, el Capitulaciones de Santa Fe y el Media Luna de Pinos Puente. «Padres y alumnos vienen solicitando Religión Evangélica por tres años consecutivos, y a día de hoy los alumnos siguen sin poder dar clase de Religión Evangélica», añaden desde la Consejería de Enseñanza Religiosa Evangélica. 

En estos años se ha propuesto un profesor para impartir la asignatura -una tarea que corresponde a las iglesias evangélicas a través de los consejos provinciales- pero «no sabemos las razones por las cuales en estos centros no se gestiona y concede la petición», puntualiza Ana Calvo, que explica que en Santa Fe son más de 40 los alumnos que han solicitado estudiar esta materia, mientras que en el Colegio Media Luna se han pedido once horas de clase de Religión Evangélica. 

La otra minoría que señala que no se cubre la demanda de la enseñanza en los centros educativos públicos es la musulmana. Según los datos recopilados en el último Informe de la Comunidad Musulmana elaborado por la Unión de Comunidades Islámicas de España y publicado el pasado mes de febrero, el 90% del alumnado que profesa esta fe «carece de clases de Religión» Islámica. Es una de las conclusiones del documento, que señala que el porcentaje de profesores de Islámica que está en el desempleo es también del 90%. 

Los datos recopilados en este informe estiman que en Granada la comunidad musulmana está formada por 31.775 personas, lo que supone un 10% del total andaluz y, por tamaño, es la tercera más numerosa de la región, por detrás de Almería y Málaga. En la comunidad andaluza hay además, siempre según el mismo informe, 19 profesores para atender a un total de 44.636 alumnos musulmanes. Los datos provinciales ofrecidos por la Consejería de Educación señalan que el pasado curso sí se matricularon de esta asignatura 414 alumnos de Infantil, Primaria y ESO. Todos ellos en centros públicos. El informe estadístico de la Consejería de Educación no contiene información sobre el número de solicitudes de alumnos que se quedaron sin atender.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...