Las familias de CEAPA piden al nuevo Gobierno «la paulatina desaparición» de los centros educativos concertados

La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (CEAPA) ha pedido al nuevo gobierno continuar con la actitud dialogante que han mantenido hasta ahora PSOE y Unidas Podemos y contar con la comunidad educativa para adoptar “medidas urgentes” que pongan fin a los numerosos problemas que siguen afectando al alumnado como la desaparición definitiva de las reválidas, la eliminación de currículos imposibles de cumplir o la vuelta de los consejos escolares vinculantes.

El colectivo, la mayor organización de familias por la Escuela Pública de España, celebra las acciones educativas anunciadas en el acuerdo de gobierno y considera que algunas como la derogación de la LOMCE, el impulso de una nueva ley que apueste por la inclusión y acabe con la segregación, el plan contra el fracaso escolar y el abandono escolar prematuro o el aumento de la inversión en la Escuela Pública son apremiantes, si bien defiende que la financiación debería pasar del 5 al 7% del PIB paulatinamente.

Según CEAPA, la parálisis que arrastra la educación debido, entre otras cosas, a la inestabilidad política del último año ha dejado en el tintero reformas acuciantes y de vital importancia.

En esta línea, la Confederación celebra que la formación del nuevo ejecutivo acabe con el estancamiento en materia educativa que sufre el país y permita solventar los problemas que arrastra la Escuela Pública a causa de las políticas de los últimos años que han primado principios económicos frente a los educativos. Una senda que, por desgracia, siguen numerosas comunidades autónomas y que ha llevado a la masificación de las aulas, la falta de profesorado o a la maltrecha situación de muchas infraestructuras educativas en un curso que 5.000 escolares han iniciado en barracones, mientras que otros ni siquiera han podido optar por un centro público, aunque lo deseen.

“La falta de democracia y participación de toda la comunidad educativa en igualdad de condiciones es otra tarea prioritaria aún por resolver de la que estaremos muy pendientes”, señala la presidenta de CEAPA, Leticia Cardenal Salazar.

La Confederación pide una apuesta firme y real en defensa de la escuela pública, poniendo coto a los desmanes y abusos de los centros privados sostenidos con fondos públicos hasta su paulatina desaparición, evitando los centros gueto y garantizando la igualdad de oportunidades para todo el alumnado, la cohesión social y la inclusión.

“Urge dotar de los recursos económicos y humanos necesarios a la Escuela Pública, incrementando la inversión hasta revertir los recortes de los últimos años”, indica Cardenal, quien subraya asimismo la necesidad de impulsar la Escuela Rural, un pilar fundamental para paliar el problema de la España vaciada.

CEAPA resalta, paralelamente, la necesidad de modificar el Real Decreto de Becas, así como de garantizar la gratuidad real de la educación, una medida que recoge el acuerdo de gobierno y que confían en que no quede en papel mojado.

Para la Confederación es importante que, como se ha anunciado, la nueva ley educativa contemple el derecho de los menores a una educación inclusiva, donde nadie quede fuera por su situación socioeconómica, por necesitar atención médica o por tener cualquier otro tipo de necesidad.

Las familias de la Escuela Pública hacen hincapié, por último, en el derecho de la infancia a recibir una alimentación digna, saludable y sostenible en los comedores escolares, además de la importancia de contar con entornos y caminos seguros en los centros educativos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...