Las congregaciones católicas que controlan el bachillerato concertado

Este lunes el alto tribunal de justicia Valenciana ha devuelto los conciertos educativos de bachillerato en varias escuelas religiosas después de que fueron removidos por el Consejo para considerar «una anomalía en todo el estado». ¿Pero quién está detrás de estas escuelas? Las congregaciones religiosas, ultracatabólicas y contrarias al aborto, los derechos de LGTBI y los parciales familiares tradicionales controlan estas escuelas.

Vestidos con una sotana negra, púrpura, la Cruz pectorales y el anillo Episcopal. Sin corbata, ni jeans para moverte, ni ninguna joya de compromiso. El principal jefe de oposición al Consejo, durante los primeros años del gobierno del botánico, se casó con Dios. Fue el arzobispo Antonio Cañizares, un incendio ultracatólico prelado que disparó contra los colectivos LGBT y el feminismo. Este tipo de Ratzinger fue insultado por miembros del Gobierno Valenciano. Y se convirtió en el instigador de las protestas concertadas católicas contra el Ministro de educación, Vicent Marzà, de Compromís.

Marzà, fiel a su programa electoral y a la hoja de ruta de dignificar la educación pública contra los privilegios del Bachillerato concertado, suprimido, que expiró en 2017. La prerrogativa de que gozan estos centros privados financiados con fondos públicos no se ha publicado en España. Sólo la comunidad de Madrid había promovido este tipo de educación a los dos cursos preparatorios de la Universidad. Pero el alto tribunal de Justicia (TSJ) valenciano ha cruzado el camino de Marzà de nuevo después de intentar dejar el idioma apropiado con la parálisis de la primera versión del decreto del plurilingüismo. Este lunes el Tribunal superior de Valencia ha devuelto los conciertos de bachillerato eliminados en seis escuelas. pero, ¿quién controla estas escuelas?

Una de las escuelas que ha recuperado las aulas de educación no obligatoria ha sido la escuela Aitana de Elche (Baix Vinalopó). La escuela es propiedad del grupo educativo fomento, en manos de la congregación Ultracílica delOpus Dei, contrariamente al aborto, el feminismo y los derechos del colectivo de personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales o intersexuales ( LGBTI). Con una educación que segrega a los estudiantes por sexo, el grupo educativo fomento controla otras escuelas en el país valenciano con bachillerato, como Guadalavi, la Vilavella de Valencia, L’altozano D’alicante y el Vedat de torrent (Horta). Todos ellos están asociados a la Asociación Europea de educación sexual única, una red europea que subllega a los centros afiliados para separar a los estudiantes por género.

Estos conciertos del gobierno español del expresidente Mariano Rajoy y los diferentes establecimientos educativos de este tipo recibieron 14 millones euros, con estas actuaciones segregativas por sexo protegidas por la ley orgánica de mejora de la calidad educativa (lomce). Euros en 2016. Como descubrió el diputado socialista rosa Peris, el Altozano se benefició de una inyección económica de 235.081 euros, la Aitana de 319.352 euros, el Vedat de 387.104 euros y Guadalavi de la misma cantidad. No todas las escuelas que se separan por sexo están en manos del Opus Dei. Los legionarios de Cristo, con conexiones con varios vestíbulos ultracatólicos y asediados por múltiples casos de pederastia, eran dueños de la escuela Cumbre de Godella.

La Vilavella en Valencia, uno de los centros propiedad del Opus Dei, se organizó durante la época deEduardo Zaplana, aunque hubo tres informes que se desanimaron por la firma del concierto. Según estos documentos, «la falta de créditos presupuestarios» y «las necesidades de escolarización de las zonas a las que han prestado servicio eran suficientes con fondos públicos» no permitían el acuerdo a la administración Valenciana. Sin embargo, la presión en ese momento de los empleadores de educación privada permitió el concierto.

La obra, como conocemos el Opus Dei, tiene una gran presencia en el campo educativo. Con un modelo de enseñanza enfocado para formar las élites económicas, la joya en su imperio escolar es la Universidad de Navarra. Este centro de educación superior depende del IESE Business School La congregación Ultracatolic también cuenta con varias editoriales: palabra, Rialp y Eunsa.

El centro María Inmaculada de Carcaixent (Ribera Alta) también ha recuperado las aulas del Bachillerato. Propiedad de los misioneros Claretianas, el sitio web de la escuela ofrece enlaces a portales ultra tracatolic como Catholic.net y religión en libertad. Este sitio web cuenta con artículos que explican cómo evitar la enseñanza en la «ideología de género», el término de desorientación utilizado por el fundamentalismo religioso contra la educación en favor del respeto por la diversidad sexual.

La escuela incluye en su programa didáctico de filosofía para la primera de bachillerato la bibliografía deAgustín Domingo Moratalla, un filósofo contrario al aborto y habitualmente citado por el Foro familiar, Asociación Eso defiende los valores más tradicionales. Aunque también ofrece lecturas del pensador progresivo Adela Cortina, la recomendación de este autor muestra el carácter del centro. La orden que controla la Maria Inmaculada de Carcaixent cuenta, a su vez, con su propia editora, publicaciones claretianas, que publica libros que son propensos a la castidad. Además, algunos de sus proyectos dirigidos a combatir la pobreza en África incluyen referencias antiavortistas ..

Los enlaces antiabortos

El sagrado corazón de Alicante, en manos de los hermanos maristas, es otro de los centros concertados que se han beneficiado del juicio de la TSJ Valenciana. La congregación católica en sí misma recopila ejemplos para seguir las noticias en favor de las personas que no abortan en su sitio Web. También organiza reuniones de jóvenes en las que la homosexualidad o el aborto se conciben como problemas comparables con la degradación medioambiental. Aún más, una entidad universitaria de la orden, el centro de Magisterio sagrado corazón de Córdoba, promovió con 2.000 euros un premio a la Universidad que no se aburre.

Los mensajes contra el aborto desataron controversia en la escuela nuestra Señora del Carmen en Elche. Como denunciaron a varios padres, los estudiantes de secundaria visitaron un video antiavortista. La escuela fue gestionada por Carmelitas, como el centro San Juan de la Cruz, que ha logrado la continuidad del concierto educativo en la escuela secundaria gracias a la autoevaluación del Tribunal superior.

De la Institución Teresiana, es propiedad el Armelar de Paterna (Horta), que también ha recuperado su concierto de Bachillerato con la sentencia de este lunes. La revista crítica, vinculada a la congregación católica, publicó un editorial que se dirigió implícitamente al divorcio como causa de la erosión de la familia tradicional. La Inmaculada Francisca en Valencia, por las Hermanas Franciscanas de la Inmaculada Concepción, ha sido el sexto que ha celebrado el mismo interlocutorio. Diferente es el caso de la Salle D’alcoi (Alcoià), en manos de las hermanas de las escuelas cristianas, que sólo ha logrado mantener una parte de las aulas concertadas.

El mismo destino fue el Colegio Parc de Santa Anna, ubicado en Valencia. Gestionado por las hermanas de la caridad de Santa Ana, tiene una filosofía educativa muy arraigada en los valores más conservadores del catolicismo. En el documento que explica su doctrina formativa, se incluye «la secularización de la sociedad» como punto principal a tratar. Y ofrecen la religión para confrontar «un nuevo período de la historia en el que nada tiene un valor definitivo y en el que vive de manera fragmentaria y con un sentido de provisionalidad». «La escuela católica presenta modelos de identidad», dicen. Con la «familia como principal punto de referencia de la visión educativa» de la congregación, el corpus educativo del centro critica el «relativismo moral que justifica cualquier conducta y en la que la comunidad educativa es la más importante». «La escuela católica tiene el gran reto de presentar el proyecto de Jesús como fundamento y un eje de convicciones estables y comprometidas», expresa el texto.

Sin embargo, estas escuelas no son las únicas que mantienen sus conciertos en la escuela secundaria. Otras escuelas cumplieron sus oraciones cuando el alto tribunal valenciano resolvió a favor del mes pasado de mayo. El centro el Pilar, Valencia, fue uno de los beneficiarios. Propiedad de los Maristas, destacan que «la primera misión y propósito principal» de estos centros «es la evangelización de los jóvenes y los niños». Señalan que «optan por un modelo de cultura y ciencia que no está cerrado en sí mismo, sino abierto a la trascendencia».

El centro Calsancio de Alicante, propiedad de los Escolapiapis, también vio que el Tribunal superior de Valencia protegió su concierto en la etapa de bachillerato. Con vocación misionera como las otras congregaciones, la Escolapi José P. burgués escribió en el año 2015 en la publicación del orden Anchomundo un artículo titulado «elige la vida de Camerún» en el que se situaba al mismo nivel El aborto y «el materialismo ateo que conquistó la civilización occidental» con las «bombas atómicas sobre Japón» o «nazismo alemán» como «señales de muerte durante nuestra historia». Los Escolapis, a su vez, sufrieron una ruptura en el año 2011. 22 personas religiosas de la llamada provincia de la escolapia de Valencia dejaron la orden de fundar una nueva comunidad relacionada con la congregación fundamentalista del camino Neocatacual. En las tartas Escolies, de hecho, hay maestros comunes asociados con este movimiento ultra-tracatolic.

Una red de integralistas

La Sagrada Familia de Elda (Vinalopó Mitjà), promovida por una asociación católica de padres y madres; Nuestra Señora de Loreto, ligada al orden más popular de los dominicos, y los esclavos, propiedad de los esclavos de María, complementan los centros que aseguraron la supervivencia del concierto en la escuela secundaria con el interlocutor del pasado 25 de mayo 2018. sin embargo, todas estas escuelas están integradas en las escuelas católicas de empleadores católicos de la Comunidad Valenciana.

Esta organización empresarial está salpicada por un escándalo de pagos irregulares para ser liberado de la entidad que investiga en los tribunales valencianos. Según la denuncia de Compromís, los empleadores disfrutaron de trabajadores que recibían un salario público de entre 1.600 y 1.800 euros cuando en realidad hacían tareas para la misma entidad que aplastaron todos los colegios católicos valencianos. Siguiendo estos hechos y descubriendo la supuesta existencia de maestros zombis en estos centros, el diputado de Compromís en los Corts Valencianes, Isaura Navarro, se preguntó en su Parlamento si no era un mecanismo de La financiación irregular de las congregaciones católicas.

Los empleadores, a su vez, recogen en su sitio web los puntos que deben dirigirse al tema de la religión y la moral católica del Bachillerato. En el primer bloque de materia, que se ocupa de la antropología cristiana, los estudiantes pretenden poner fin al curso «la comprensión y el respeto del significado bíblico de la afirmación ‘ el hombre y la mujer los crearon ‘; Conocer y explicar los diferentes problemas bioéticos relacionados con el origen, el desarrollo y el fin de la vida; y tienen argumentos para defender de una posición cristiana las situaciones reales que pueden ocurrir en estas cuestiones «. «Es necesario dar razones para la raíz divina de la dignidad humana», se indica más adelante.

Sin embargo, hay más ejemplos de contenido con el que los maestros enseñan clases desde una perspectiva particular en el mundo. En el bloque 3, que se ocupa de la relación entre la razón, la ciencia y la fe, hay secciones en las que buscamos «conocer y distinguir los diferentes métodos utilizados por la persona para conocer la verdad». «Conocer y aceptar con respecto a los momentos históricos de conflicto entre la ciencia y la fe, sabiendo dar las razones justificables de la acción de la iglesia», se señala entonces como un punto importante del tema curricular.

La entidad empresarial que son los colegios católicos valencianos ha promovido la campaña contra el fin de los privilegios de estas escuelas del brazo de la Federación Católica de asociaciones de padres de estudiantes. Su sectorial en Valencia está presidido por Vicente Morro, quien asistió a la última manifestación anticatalanista el pasado 11 de noviembre de 2017 con organizaciones ultra-retinianas. En la Página Web de la propia empresa matriz, hay publicaciones que cuestionan la llamada «ideología de género». De hecho, los empleadores de las escuelas católicas y la Federación de alumnos censuraron la ley trans promovida por el Consejo. «Va en contra de nuestra ideología y el carácter de nuestras escuelas», criticó Vicente Rodríguez, Presidente de la organización empresarial.

El 7 de mayo de 2017, de hecho, estas dos entidades organizaron una protesta multitudinaria en las calles de Valencia. Colegios como el Guadalavi, el Altozano d’alacant, el pilar, nuestra Señora de Loreto, el Armelar o la María Inmaculada participaron con pancartas que se reunieron en eslóganes como «no hay ideología de género, ni lengua, ni distrito, ni supresión de conciertos. Contra la fiscalidad, la libertad de educación «. Una proclamación contra la imposición, cuando sus centros imparte una cierta visión de la vida, que muestra el estado de ánimo de las congregaciones católicas que dominan el bachillerato concertado en el país valenciano.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...