Las claves en la investigación a los Legionarios de Cristo

El padre Maciel fue investigado por pederastia entre 1956 y 1959 sin resultados – La novedad en esta ocasión es la aparición de una supuesta hija de Maciel

Cotija es una pequeña ciudad en el Estado de Michoacán, al oeste de México. Entre las calles torcidas y los techos de teja sobresale la cúpula amarilla del santuario de la Virgen del Carmen. El edificio llama la atención, pero la vida espiritual de esta localidad no se encuentra ligada a una construcción, sino a un hombre originario del pueblo: Marcial Maciel Degollado, el sacerdote fundador de la poderosa orden de los Legionarios de Cristo.

Maciel, fallecido en enero de 2008, se encuentra enterrado en un camposanto privado de la localidad, lejos del bullicio y de los curiosos. En vida, el religioso hizo caso omiso a acusaciones de pederastia que se remontan a 1956. En octubre de ese año y hasta febrero de 1959 tuvo lugar la primera investigación que no llegó a ningún término.

Pese a las continuas acusaciones por abusos que en alguna ocasión condujeron a la suspensión temporal e incluso su expulsión de Roma, el protegido por Juan Pablo II, su amigo personal, estuvo al frente de una rentable grey que ha pasado de 68 a 800 sacerdotes en poco más de tres décadas. Decir que su cuerpo descansa tras una vida de polémicas sería mentir. Pero la puntilla llegó el pasado 2 de febrero cuando se desveló que el padre Maciel procreó una hija con una amante. Escasas semanas después el Vaticano ordenó algo sin precedentes: la investigación a conciencia de la orden religiosa. 

"Dentro de la Legión hay una tensión y una contradicción sin precedentes", dice Fernando M. González, investigador de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México). Pocas personas en México conocen tan bien a los legionarios como él. Dos de sus libros, 'Marcial Maciel' (Ed. Tusquets, 2006) y 'La Iglesia del silencio' (Ed. Tusquets, 2009) son imprescindibles para entender las acusaciones contra Maciel. Intenta mostrarse optimista ante la investigación, pero como toda pesquisa hecha en México, los resultados se esperan con indiferencia y escepticismo. "Va a haber un lavado de cara, pero nada más. Es posible que se consiga el cese del director general, Álvaro Corcuera, y de Luis Garza Medina, que es el administrador de todos los asuntos económicos de la Legión", señala. 

Tampoco Saúl Barrales, uno de los secretarios de Maciel en Cóbreces (Cantabria) en 1950, se muestra entusiasta. Sentado en un café de la Ciudad de México, el conocido como ‘hermano caridad’ no se aguanta la pinta de cura. Entre sus tareas se encontraba comprar el medicamento que el padre usaba como droga antes de ser masturbado por algún seminarista, aunque sostiene que él no fue nunca víctima de un abuso. "Estas comisiones no buscan la verdad por encima de todo. Andan camuflándose y tapando las cosas", dice quien fue expulsado de la Legión después de estallar decenas de ampollas contra el suelo en señal de protesta.

Varios comisionados en diferentes lugares

Sin embargo, el quijote de esta empresa se llama monseñor Ricardo Watty, obispo de Tepic, al norte de México. Él ha sido designado por el Papa como encargado de la investigación para México y Centroamérica, el núcleo de poder del conjunto. Deberá visitar 44 centros de la Legión y entrevistar a 225 sacerdotes y 115 seminaristas. 

Sobre su participación, los expertos discrepan en sus opiniones. "Watty pertenece a la congregación de los Misioneros del Espíritu Santo. Es el más débil y vulnerable de los comisionados. Es enfrentar a otra orden contra los legionarios, que son más fuertes", explica Fernando M. González. En cambio, Gustavo Rodríguez Vega, el obispo de Nuevo Laredo (Tamaulipas), al norte del país azteca, cree que formar parte de otra grey juega a favor del obispo de Tepic: "Pertenecer al clero religioso", argumenta, "es formar parte de una orden con un carisma y un fin. Qué mejor que alguien que conoce la vida religiosa sea quien evalúe cómo está viviendo esa hermandad".

Pero como nadie es profeta en su tierra,desde México se ve con interés lo que el obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, pueda hacer como responsable de la investigación en Europa (con excepción de Italia). Tan sólo en España los legionarios cuentan con siete colegios —Santa Isabel y Highlands, en Barcelona; Everest, Highlands y Virgen del Bosque, en Madrid; Cumbres, en Valencia; y Highlands, en Sevilla—, además de la universidad Francisco de Vitoria(Madrid) y tres centros sacerdotales. 

Acerca de la intervención del español, el investigador de la UNAM es más optimista. González opina que "tiene otra jerarquía, y tiene libertad de movimiento —visitará Francia, Alemania, Suiza, Irlanda, Holanda, Polonia, Austria y Hungría—. Además, ha formado parte del valiente reconocimiento del silencio de la Iglesia ante los crímenes franquistas". Y agrega:"¿Qué está dispuesto a hacer Blázquez por condenar los supuestos abusos de Maciel? Sólo él lo sabe". 

La investigación desea frenar la sangría ocasionada por la múltiple vida de Marcial Maciel. "El árbol se conoce por sus frutos. Y los frutos son maravillosos", suelen decir los legionarios citando a San Mateo. "El problema es que ahora les ha llegado un fruto con ADN: la hija de Maciel. Un fruto contundente y encarnado", ironiza quien otrora trabajó codo con codo con Maciel, Saúl Barrales. 

De cualquier manera, voces críticas han comenzado a escucharse a raíz de la noticia, algo poco habitual en la congregación. Las más recientes las del padre Thomas Berg, que abandonó recientemente la congregación, y la de Jay Dunlap, ex vocero de los legionarios en Estados Unidos. Quizá pronto haya también condenas desde el interior de la Legión por su actuación pasada. Será una buena noticia, pues significará el final del silencio y la impunidad.

Lo que no se puede dejar fuera de la investigación    

'Follow the money': La ruta del dinero ha sido siempre un tema nebuloso dentro de la Legión. Sólo tres datos:     

  • El 70% del dinero generado termina en Roma.     
  • El mausoleo de Maciel en el Vaticano costó 50 millones de euros, según Patricio Cerda, ex sacerdote legionario.     
  • Saúl Barrales, que también fue ecónomo de la orden en Europa, cuenta que el padre siempre llevaba consigo 10.000 dólares en efectivo (unos 7.000 euros) cuando salía de viaje.           

Muerto el perro no se acabó la rabia: Maciel no era el único legionario al que se acusaba de cometer actos de pederastia. Algunos jóvenes abusados han replicado sus malas conductas, por lo que se ha creado una red de violadores. En México se han presentado casos en tres escuelas: el Cumbres (1970), Ceica (1983) y el Cumbres de Cancún (1991).    

Lo demás es silencio: Los legionarios de Cristo fueron creados tomando cosas de órdenes como jesuitas, salesianos, maristas, etc. Una de las pocas cosas originales creadas por Maciel fue el voto de caridad, que tiene como objeto —según sus propias palabras— "salvaguardar y respetar al máximo, con palabras y acciones, a nuestros hermanos en la congregación, y especialmente a nuestros superiores". Después de 52 años en vigor, el Vaticano ordenó su derogación en noviembre de 2007. Los expertos consideran que el voto de caridad sigue funcionando. Los comisionados por el Vaticano deberán de demostrar que no es así.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...