Las claves del «informe Mayor Zaragoza» sobre la titularidad de la Mezquita-Catedral de Córdoba

El informe encargado por la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio (PSOE), a una comisión presidida por el exdirector general de la Unesco Federico Mayor Zaragoza tendrá sorpresas, quizás, en la letra pequeña, pero en las ideas centrales del documento no es que nadie espere una postura diferente a que la Iglesia deje de ser la titular del monumento y que éste pase a manos públicas. La propia regidora recalcó este jueves que el Consistorio no desisitirá en su empeño de que el templo pase a manos públicas, porque a su juicio la titularidad eclesiástica «pesa como una losa».

El propio Mayor Zaragoza avanzó el pasado febrero, y en declaraciones a ABC, que las conclusiones del informe decían que la institución eclesiástica había «desvirtuado» el monumento. ¿Qué más afirmará el documento, en cuya redacción inicial, por cierto, participó la hoy vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, que dejó la comisión al incorporarse al gabinete de Pedro Sánchez?

El «valor universal»

El documento insistirá en que uno de los argumentos por los que la Mezquita-Catedral ha de ser de propiedad pública reside en «su valor universal, esto es, que antes que catedral fue mezquita, y que cuando se levantó la catedral pervivió la mezquita», tal y como detalló Mayor Zaragoza en la citada entrevista con este periódico.

Además, la comisión pondrá el acento en que la antigua mezquita es «un símbolo de la interculturalidad, algo por lo que es mundialmente conocida».

No hay que perder de vista que el anuncio de la alcaldesa de que el informe de la comisión será público durante la primera quincena de septiembre se produce justo unas semanas después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciase que iba a difundir una lista de inmatriculaciones de la Iglesia -el templo diocesano de Córdoba siempre es una referencia inexcusable en estos asuntos-.

También hay que recordar algo importante: el informe de la comisión será esgrimido por el grupo municipal de Izquierda Unida para irse a los tribunales para reclamar la titularidad pública de la Mezquita-Catedral, tal y como señaló el portavoz de la federación de izquierdas, Pedro García, el pasado agosto. El litigio puede ser en balde: la Asesoría Jurídica municipal ya ha advertido de que el Ayuntamiento de Córdoba no tiene potestad para reclamar la titularidad pública del templo diocesano porque nunca ha sido propietario del mismo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...