Las bodas civiles ya superan a las religiosas en Valencia

Los enlaces ante el altar descendieron un 12% en 2007 mientras los civiles crecieron un 10%

Las bodas ante el altar de la Iglesia han dejado de ser mayoría en las provincias de Valencia y Castelló por primera vez en la historia. Según los datos provisionales del Movimiento Natural de Población que anticipó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE), Valencia y Castelló registraron durante 2007 más enlaces por lo civil que según la religión católica.

En ambas provincias, el 50,4% de matrimonios que se celebraron fueron exclusivamente civiles, frente al 49,5% de enlaces católicos de Castelló y el 49,1% que hubo en Valencia. Este vuelco histórico, aunque sea por la mínima, es resultado de la tendencia a la disminución de las bodas por la Iglesia que se viene experimentando en los últimos años.

Así, por ejemplo, el tanto por ciento de enlaces ante el altar han bajado en Castelló más de 10 puntos porcentuales en tres años, al pasar de representar el 59,8% del total de nuevos matrimonios de 2005 al 49,1% de los que se celebraron en 2007. En Alacant ha sucedido otro tanto, aunque aquí las uniones por la Iglesia siguen siendo mayoría (52,3%). En Valencia, la caída ha sido de casi 8 puntos, del 56,9% al 49,1%.

Este cambio de usos sociales sitúa a Valencia y Castelló entre las 16 provincias españolas donde los matrimonios civiles superan a los religiosos.

Cada vez menos uniones
En la Comunitat Valenciana se celebraron durante el año pasado 22.451 matrimonios, 445 menos que en 2006, lo que supone un descenso interanual del 1,9%. La mayoría de estos enlaces, 11.281, fueron por la Iglesia. Esta cifra representa el 50,2% del total de uniones, mientras que 11.075, el 49,3%, fueron exclusivamente civiles.

El mayor peso de las bodas ante el altar en Alacant inclina la balanza a favor de la Iglesia en el montante autonómico, mientras que las uniones según otras religiones apenas representan el 0,4% en la Comunitat.

El descenso de uniones ha afectado más a la Iglesia puesto que por el rito católico se casaron en la Comunitat 1.503 parejas menos que en 2006, lo que significa un descenso del 11,8%. En las tres provincias cayeron los matrimonios católicos: Más de un 14% en Castelló, casi un 10% en Valencia y un 8% en Alacant.

Por contra, las bodas por lo civil aumentaron más de un 10% en todo el ámbito autonómico, liderando Castelló este crecimiento con casi un 20% más de matrimonios civiles que en 2006, seguida de Valencia con un 10% y Alacant con un 7,6%.

En 2007, los matrimonios entre personas del mismo cayeron un 24% después del boom de 2006, año en el que crecieron un 40%. El año pasado hubo 427 bodas homosexuales en la Comunitat, 133 menos que durante 2006.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...