Las bodas civiles superan por primera vez a las religiosas en la provincia de Albacete

Según los últimos datos, al año se celebran 675 enlaces civiles frente a 634 matrimonios religiosos, la mayoría católicos

Las bodas civiles han superado por primera vez a los matrimonios religiosos en la provincia de Albacete. Así lo reflejan las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE), que muestran que en el año 2011 hubo 675 enlaces civiles, frente a 634 religiosos, de los cuales cinco no fueron católicos.
 
Las cifras en 2012 siguen la misma tendencia, ya que en el primer semestre del año se celebraron 334 matrimonios civiles frente a los 271 que celebró la Iglesia Católica y otro más bajo otras creencias religiosas. Unos datos que no sorprenden, ya que a nivel nacional los matrimonios civiles superan a los religiosos, desde el año 2009.
 
Por eso, para el vicario judicial de Albacete, Julián Ros Córcoles, las cifras tampoco le han supuesto novedad alguna, aunque nunca antes hubiera habido más bodas civiles que religiosas en Albacete. «Es la primera vez que sucede y responde a una tendencia iniciada hace bastantes años», dijo.
 
Los factores
En cuanto a los factores que explican este fenómeno, el vicario se refirió a que cada vez son más los divorciados que se casan. «Entre otros factores que influyen está el hecho de que unos 300 matrimonios son de personas divorciadas que, por tanto, no pueden celebrar un matrimonio canónico».
 
Pero esos no son los únicos argumentos de los que habla el religioso. «Por otro lado responde a una reducción general en el número de matrimonios celebrados debido a la debilitación de la institución matrimonial y, sobre todo, al hecho de que fracasan más de la mitad de matrimonios que se celebran por lo que se genera una desconfianza respecto al éxito del matrimonio. En último lugar, también la falta de trabajo en el contexto de la crisis económica es un factor que tienen en cuenta algunas parejas».
 
Nulidades
En concreto, según los datos del INE, en el año 2011, se produjeron un total de 750 matrimonios fracasados. De ellos 703 terminaron en divorcio, 46 en separaciones y uno terminó siendo anulado civilmente.
 
En lo que se refiere a las rupturas de matrimonios religiosos, que solicitan la nulidad, en el Tribunal Diocesano de Albacete se ha llevado la tramitación de 23 expedientes de causas de nulidad, lo que supone que ha habido cuatro más que en el año judicial 2011. De esas 23 causas, 12 corresponden al año 2012, mientras que el resto venían del año anterior.
 
Se han pronunciado nueve sentencias a favor de la nulidad del matrimonio, y dos causas se han extinguido por renuncia o caducidad. Por lo tanto se comienza el año 2013 con 12 causas en tramitación.
Según el vicario judicial, Julián Ros, que este año haya habido cuatro nulidades más que el pasado, no supone un aumento significativo. «Es el número más o menos medio habitual en nuestro Tribunal».
 
Las causas que alegan las personas que solicitan una nulidad eclesiástica de su matrimonio son varias. «Las más frecuentes son las que se refieren a la falta de capacidad para asumir las obligaciones esenciales del matrimonio o de valoración para emitir un verdadero consentimiento matrimonial como acto fundante del matrimonio».
 
En cuanto al por qué son rechazadas muchas de ellas, el vicario judicial de Albacete asegura que «Se rechazan las que en conciencia no consideramos, un tribunal de tres jueces, que aparezca probada la nulidad matrimonial. La nulidad, a diferencia del divorcio, no disuelve una realidad jurídica existente simplemente por decisión de una de las partes o de las dos, sino que declara que, pese a todas las apariencias, el matrimonio nunca llegó a constituirse por falta de alguno de sus elementos esenciales».
 
Esta tarde, a las 19 horas, en el salón de actos del Obispado de Albacete, monseñor Ciriaco Benavente, obispo de la Diócesis, presidirá el acto de apertura del Año Judicial en el Tribunal Eclesiástico de Albacete, acto en el que se abordarán todos estos temas.
 
La conferencia inaugural será pronunciada por María Elena Olmos Ortega, decana de la Facultad de Derecho de la Universidad de Valencia y Presidenta de la Asociación Española de Canonistas. La conferencia abordará las relaciones entre la justicia secular y la justicia eclesiástica, tratando diferentes propuestas para unas relaciones fluidas y eficaces entre la justicia eclesiástica y la civil, tales como el conocimiento de las peculiaridades de los ordenamientos civiles y canónico, tanto por parte de los jueces civiles como de los eclesiásticos; la creación de la figura del mediador, nombrado de común acuerdo entre ambas partes y especialista en ambos derechos; así como el establecimiento de reuniones conjuntas entre representantes de la jurisdicción civil y eclesial para elaborar protocolos de actuación conjunta ante cuestiones puntuales.

EN SU CONTEXTO

334 son las bodas civiles que se celebraron en la provincia de Albacete durante el primer semestre del pasado año 2012, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, sobre el segundo semestre aún no hay datos oficiales.

272 son los matrimonios religiosos que se celebraron en la provincia de Albacete durante el primer semestre del año 2012, de los cuales sólo uno de ellos no fue católico. Muchos de estos enlaces fueron entre divorciados.

300 es aproximadamente el número de divorciados que contrajeron matrimonio en el año 2011. Según el vicario judicial, Julián Ros Córcoles, esto ha hecho que haya habido más matrimonios civiles.

23 es el número de expedientes de causas de nulidad tramitadas por el Tribunal Diocesano de Albacete a lo largo del año 2012, lo que supone cuatro causas más que en el año 2011. En nueve casos la sentencia ha sido favorable.

Archivos de imagen relacionados

  • boda firma matrimonio
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...