Las bodas civiles suben en Navarra el 4,3% mientras continúa el declive de las religiosas

En 2009 hubo 1.369 uniones en juzgados y ayuntamientos frente a 1.145 en iglesias

 

Las bodas civiles en Navarra adquieren cada vez más auge en detrimento de las religiosas. El pasado año se celebraron 1.369 uniones civiles en la Comunidad Foral, un 4,3% más que el año anterior, frente a las 1.145 cuya forma de celebración se atuvo al rito católico, un 3,6% menos que en 2008. Así lo indican los datos provisionales del Instituto Nacional de Estadística, que constatan cómo la cifra total de matrimonios en Navarra, 2.517, cayó algo más de un 6% en el mismo periodo de tiempo. Asimismo, se celebraron tres bodas de otras confesiones, un cifra que no guarda proporción con el número de inmigrantes en Navarra, lo que indica que estos emigran con el proyecto de reagrupar a su familia posteriormente y a que los solteros vuelven a sus países para casarse.

Los datos del INE apuntan al mantenimiento de una tendencia que ya se constaba en 2008, el mayor número de bodas celebradas en juzgados y ayuntamientos que en iglesias. Así, el pasado año las bodas civiles supusieron el 54,3% del total, frente al 45,4% de las católicas. No fue 2009, sin embargo, el primer año en que los matrimonio civiles superaban a los religiosos, como si sucedió en el Estado, ya que en 2008 ocurrió idéntico fenómeno, sin embargo la brecha entre ambos tipos de uniones va aumentado con los años como lo prueba el hecho de que en 2008 las bodas civiles fueran el 50% del total y las católicas el 49%.

bodas más baratas Las celebraciones civiles han ido ganando terreno poco a poco, al igual que lo hacen, aunque de forma mucho más lenta, las de otras confesiones, sólo tres en 2009 frente a la única celebración del año anterior. Las causas de este decaimiento de los matrimonios católicos son dos, según los expertos, el proceso general de secularización y la crisis económica, que invita a las parejas a optar por el ritual civil, más barato que el religioso.

"La diferencia en los números con relación a la encuesta anteriormente publicada por el INE es más producto de la crisis, igual que ha ocurrido con los accidentes de trabajo. Estos han bajado del orden del 12% y curiosamente es porque la gente que estaba más expuesta a trabajos malos ha perdido su puesto por la crisis", explica a este respecto Josetxo Beriáin, catedrático de Sociología de la UPNA. "Aun teniendo en cuenta el efecto de la secularización del matrimonio, que es indudable, la causa principal la crisis", insiste.

Para Beriáin, las recesiones económicas afectan directamente a las estructuras sociales. "Desde comienzos del siglo pasado hasta nosotros se dice que en época de crisis aumenta la desestructuración social, en buena medida se producen más suicidios, crisis matrimoniales… afecta a todo y no sólo a los que se quedan en el paro sino también a los que, conservando su trabajo, ven que la sociedad está afectada y tiene debilidades estructurales. Esto provoca que cunda el pesimismo, como se ve en el aumento de las visitas a los psiquiatras y psicólogos". Este decaimiento se traduce, según el sociólogo, en una mayor inquietud en las personas a la hora de emprender proyectos importantes como el matrimonio, lo que explicaría el descenso en el número de bodas y también la apuesta por ceremonias más baratas. "Las personas tienen más temor a iniciar proyectos vitales de envergadura. Cuando la situación económica no es muy boyante sino lo contrario, se retraen y si el matrimonio eclesiástico resulta más caro tienden a reducir gastos, pero no creo que ello esté relacionado con la bajada de la creencia o con que la gente haya experimentado súbitamente y en muy pocos años un proceso de secularización que les lleve a acudir a la boda civil".

divorcios En opinión de Beriáin, la situación es coyuntural. "Los datos volverán a igualarse cuando la situación mejore porque no ha sucedido nada en el ámbito religioso que haga cambiar drásticamente a la gente", apunta tras reconocer que la tendencia de las bodas religiosas es descendente. "El declive es sostenido pero no para afirmar con rotundidad que la gente experimenta una indiferencia religiosa avanzada y deja la Iglesia y acude al juzgado, la razón fundamental es de coyuntura aun manteniéndose esta tendencia secularizadora de otros años, que también, al igual que la crisis, está presente en las tasas de divorcio".

Archivos de imagen relacionados

  • matrimonio
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...