Las bodas civiles se imponen a las religiosas en el Archipiélago canario

La mayoría de los matrimonios celebrados en Canarias durante el primer semestre de este año fueron exclusivamente civiles, cuadruplicando la cifra de los enlaces religiosos.

Crisis económica o de valores (o ambas) pueden ser los motivos por los que las celebraciones civiles de matrimonios cuadruplican a las religiosas en Canarias, según reflejan los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) referentes al primer semestre de este año.

Así, en el Archipiélago se registraron un total de 2.110 matrimonios, de los que 1.666 fueron exclusivamente civiles y solo 421 por el rito de la religión católica. Además, se celebraron doce ceremonias por otro tipo de religión y otras once que no constan por qué tipo de ritual.

Cabe recordar que, según datos del pasado año, el coste medio de una boda en el Archipiélago asciende a 12.00 euros, de los 1.300 se destinan a arras, alianzas, invitaciones y las flores de la iglesia. Lo más caro es el traje de la novia, no es inferior a 500 euros, y al que hay que sumar los complementos, maquillaje, peinado y ramo (1.540 euros de media), mientras que el gasto en los hombres oscila entre los 300 y 900 euros de media.

Aunque lo más caro es el banquete, con menús de entre 40 y 90, a los que hay que sumar la música y la barra libre.

Teniendo en cuenta estas cifras y la situación económica actual, no es de extrañar que las parejas busquen ahorrar gastos en todos los aspectos, inclusive en el rito de celebración.

Por provincias, fue la de Santa Cruz de Tenerife en donde más bodas se celebraron, un total de 1.165, de las que la mayoría (900) fueron exclusivamente civiles.

En Las Palmas se registraron 945 uniones matrimoniales, siendo solo 159 por el rito de la religión católica, frente a las 766 civiles.

En cuanto a los meses preferidos para casarse, el clima del Archipiélago invita a hacerlo todos los meses, pero las parejas prefieren asegurarse temperaturas más cálidas, como las de junio, cuando se registraron 599 uniones.

Por contra, la cuesta de enero se hace notar en los enlaces, siendo ese mes el que menos bodas registró (194).

Pese a que según el INE, y a nivel estatal, durante el primer semestre del año se registró un incremento del 5,2 por ciento en el número de matrimonios, hasta el año pasado se producía una tendencia a la baja.

Así, la tasa bruta de nupcialidad se redujo en 2011 hasta 3,50 matrimonios por cada mil habitantes, frente al 3,7 registrado el año anterior.

Pese a que la tasa de nupcialidad se redujo en casi la totalidad de las comunidades en 2011, en Canarias se mantuvo en la misma cifra que en 2010 (2,7 uniones).

Así, del total de los matrimonios celebrados en las Islas el año pasado, 203 fueron entre personas del mismo sexo (110 entre varones y 93 entre mujeres).

Además, el 4 por ciento de las uniones en el Archipiélago fueron entre personas extranjeras.

Los meses preferidos de las parejas canarias el año pasado fueron julio, septiembre y octubre, registrando el menor número de bodas los meses de diciembre, enero y febrero.

Los datos del INE también señalan que en España la edad media para casarse mantiene su tendencia creciente, situándose en 36,2 años para los varones y 33,1 para las mujeres.

En cuanto a los primeros matrimonios, esta edad media fue 33,7 años en los varones y de 31,5 en las mujeres.

Solo 421 parejas celebraron su matrimonio por el rito de la religión católica en el Archipiélago durante los seis primeros meses del presente año, según datos del INE.

Las parejas que prefirieron contraer matrimonio exclusivamente de forma civil cuadruplicaron a las que prefirieron los ritos religiosos; un total de 1.666 bodas civiles en el primer semestre de año.

las claves

La edad media para el matrimonio mantiene su tendencia creciente. Se situó en 36,2 años para los varones y 33,1 para las mujeres. En cuanto a los primeros matrimonios, esta edad media fue 33,7 años en los varones y 31,5 en las mujeres. La tasa bruta de nupcialidad en España se redujo en 2011 hasta 3,50 matrimonios por cada mil habitantes, mientras que en Canarias se mantuvo igual que en el año anterior (2,7). Del total de matrimonios registrados en 2011, un 2,2 por ciento correspondieron a parejas del mismo sexo (3.540). En Canarias, 203 bodas fueron de este tipo (110 entre varones y 93 entre mujeres). Julio, septiembre y octubre son los meses preferidos de las parejas canarias para casarse, al alzarse con el mayor número de bodas durante el pasado año. En el primer semestre de este año, junio es el mes en que más matrimonios se celebraron (599).

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...