Lanzan boicot contra cadena de TV que ataca a la Iglesia Católica en Colombia

Los ultracatólicos colombianos de los movimientos llamados «provida» han lanzado una campaña contra esta cadena de radio y televisión por la emisión de un programa «Secreto bajo las sotanas» Se trata de un documental sobre los escándalos de abusos sexuales y pederastia en la iglesia. Emitido por el programa «Séptimo día», denunciando como curas pederastas simplemente se han trasladado de parroquia.

El boicot y la recogida de firmas la realizan a través del portal ultracatólico citizengo.org según recoge la Agencia católica de noticias ACIPrensa


Más de ocho mil televidentes enviaron mensajes de protesta a la cadena Caracol TV por la emisión de un polémico reportaje de dos horas de duración -difundido en dos partes en el horario estelar dominical– dedicado a atacar a la Iglesia y los sacerdotes, lo que ha suscitado un masivo boicot.

Wilson Tamayo, miembro de la organización Unidos por la Vida, aseguró que “tenemos la lista de anunciantes donde les vamos a escribir una carta a cada uno pidiéndoles en primer lugar que manifiesten con claridad su posición”.

Si los anunciantes, dijo, “se empecinan en apoyar programas que pretenden veladamente desprestigiar la generalidad de la Iglesia, con el apoyo a sus programas, entonces, el paso siguiente, después de exigirle claridad, será dejar de comprar sus productos”.

Los anunciantes de Séptimo Día, señaló, son las marcas Alpinito, Oreo, Claro, Sedal, Colgate, Rexona, Bimbo, shampoo Clear Men, entre otras.

¿Por qué el boicot?

Tamayo, uno de los líderes de la campaña para que el canal colombiano actúe con objetividad, explicó que exigen a Caracol TV que fundamenten lo que están diciendo” en sus reportajes.

“Nadie ha dicho nunca que no haya casos” de abusos sexuales por parte de sacerdotes”, indicó, precisando que “lo que nadie puede asegurar es que sea una actitud generalizada en la Iglesia”.

Entrevistado por ACI Prensa, Tamayo indicó que “no esperamos mucho de un canal que se ha manifestado en tantas ocasiones anticlerical, pero sí creemos que se lograron buenas cosas, que hubo buenos logros en esto”, como la campaña de recolección de firmas y en redes sociales.

Tamayo lamentó que con el nuevo reportaje “ahora lo que pretenden es hacer ver como que nosotros queríamos encubrir a los sacerdotes, cuando en ningún momento la campaña se refirió a eso sino todo lo contrario, exigir a ellos objetividad en la presentación de la información, y una objetividad que no se mostró en el primer programa”.

“Ellos lo que dicen es que no han podido demostrar que ninguno de los datos del reportaje anterior sean falsos, pero es que tampoco han podido demostrar que los datos del reportaje anterior sean verdaderos. Si yo digo, por ejemplo, ‘existe en este momento un millón de periodistas pedófilos, a ver demuéstreme que eso es falso’. No, demuéstrame tú que es verdadero”.

Para Tamayo, los reportajes emitidos por el canal colombiano presentan “un concepto absolutamente reduccionista de la Iglesia Católica”, al presentarla solo como la jerarquía.

“Cuando dicen Iglesia Católica están metiendo desde la jerarquía hasta la mamá y la abuelita de los presentadores, que seguramente serán católicos”, señaló.

El integrante de la plataforma Unidos por la Vida indicó que se sabe que algunos sacerdotes han caído en la pederastia, sin embargo “pretender que no se haya hecho nada es también desconocer la realidad, pues efectivamente se ha hecho algo”.

Danelia Cardona, médico psiquiatra, especialista en bioética y directora del departamento de promoción y defensa de la vida de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), destacó esta mejora en los procesos en la Iglesia en Colombia y señaló que “si bien no existía un manejo adecuado de estos casos en el pasado, hoy en día estamos a la vanguardia con estas medidas que llevan ya un buen tiempo desde su implementación”, y lamentó que el reportaje de Séptimo Día “no mostró nada de esto ni se interesó en preguntarlo”.

Cardona señaló que “seguiremos invitando a los colombianos al boicot a Caracol TV para que dejen de sintonizarlo”.

Consultada si considera que el reportaje ha llegado como una revancha del colectivo homosexual por el reciente rechazo de la adopción gay en la Corte Constitucional del país, Cardona señaló que “pensar que el programa sale luego del resultado de la votación sobre la adopción por parte de parejas del mismo sexo sería pensar que nos encontramos ante una maquinaria de medios que sirve a un lobby, y a un gobierno amangualado (confabulado) con este lobby”.

“Quisiera pensar que aún queda algo de credibilidad en la labor del ejercicio profesional de los medios en este país”, expresó.

Sin embargo, para Wilson Tamayo sin duda “hay una conexión” entre la emisión de estos reportajes y el reciente fallo de la Corte Suprema que rechaza la adopción gay en el país.

Sentimos que esto es una especie de retaliación contra la Iglesia por esto”, dijo.

Tamayo lamentó que los canales de televisión colombianos “se han presentado siempre con un sesgo de este tipo de ideas, donde ni siquiera el debate argumentado es válido”.

“Simplemente, cualquiera que sea presentado contrario a las ideas de adopción homosexual, del mal llamado matrimonio homosexual, ha sido catalogado inmediatamente como homófobo, ha sido inmediatamente catalogado con una cantidad de adjetivos calificativos donde se inhibe el debate”, dijo.

Cuando alguien se presenta a defender a la familia en los medios de comunicación televisivos de Colombia, denunció, “simplemente te arrinconan y comienzan a lanzar diatribas, insultos”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...