Laicos denuncian por omisión a obispo de CDE y dos sacerdotes en Paraguay

Un grupo de laicos acusa a los tres religiosos de encubrir la denuncia de supuesto abuso sexual presentada por un joven de 18 años contra el sacerdote Mario Sotelo, al no comunicar el caso a la Fiscalía.

La denuncia por presunta omisión de hecho punible contra el obispo de la Diócesis de Ciudad del Este, Monseñor Rogelio Livieres Plano, el vicario territorial, Presbítero Pedro Collar y el Presbítero Gastón Gómez, fue presentada este lunes en el Ministerio Público en Ciudad del Este.

Tanto el obispo como los dos presbíteros denunciados tomaron conocimiento de la denuncia en enero de 2009 y conformaron un Tribunal, que se encargó de investigar el caso.

Este tribunal concluyó que no existen elementos suficientes para entablar una demanda y un pertinente juicio canónico, por lo que resolvió archivar el caso.

Sin embargo, este hecho no fue comunicado por las autoridades eclesiales de la región al Ministerio Público para la investigación correspondiente en la Justicia Ordinaria.

"Habiendo tenido conocimiento de un presunto hecho punible, como miembros de la comunidad han omitido en dar conocimiento a las autoridades competentes, cometiendo así una suerte de frustración de la persecución y ejecución penal", señala el escrito presentado por los laicos ante el Ministerio Público de Ciudad del Este.

La denuncia fue presentada por Javier Miranda, Teodina Quintana, Guillermina de Garcete y entre otros. Esta nueva denuncia contra el obispo de Ciudad del Este quedó en mesa de entrada y tras ser sorteada se definirá la unidad fiscal encargada de la investigación.

El caso por presunto abuso sexual que envuelve al Padre Mario Sotelo está siendo investigado por la fiscal Juliana Giménez, quien la semana pasada oyó la ratificación del denunciante, el joven Alcides Guzmán.

Hasta el momento, la fiscala no llamó a declarar al sacerdote, quien se encuentra en la ciudad de Encarnación alegando que esperaba una respuesta precisa de su paradero de parte del obispo Livieres. Monseñor Rogelio respondió a los oficios el 12 de abril pasado y aportó los datos del superior de la Congregación del Verbo Divino, quien dispuso el traslado del Padre Mario Sotelo.

SITUACIÓN ECLESIAL. El Padre Mario Sotelo se encuentra actualmente sin parroquia fija. Fue trasladado de Juan León Mallorquín donde se desempeñaba como párroco de la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús a la Diócesis de Encarnación. El obispo local, Ignacio Gogorza, anunció que Sotelo solo será admitido una vez que la Justicia resuelva su caso y lo absuelva favorablemente.

Actualmente, según informes, el padre Mario Sotelo se encuentra en la localidad de Edelira, Itapúa, en casa de sus familiares.

No se sabe si Sotelo sigue o no formando parte de la Congregación del Verbo Divino, ya que la información se trata con mucho hermetismo. Según se pudo confirmar, mediante una conversación telefónica con el superior de la Congregación, el padre Carlos Melvin, la situación de Mario Sotelo se trató en una reunión realizada días atrás. Sin embargo, el padre Melvin se negó a brindar informaciones sobre la resolución tomada. Dijo que "no tiene nada que decir a la prensa".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...