Laicismo y apostasía

Apostasía viene del latín apostasĭa y a su vez de su raíz en griego que significa volver a atrás. En el ámbito de las religiones es el acto por el cual un miembro de ella hace abandono de sus filas.

Menos de 1 año tienen los niños, en la gran mayoría de los casos y sin consulta alguna, que son agregados a la religión local más común en este sector del orbe, la Católica, en un ritual que fue costumbre en el país durante muchos años, más que como su razón de ser, como un hito con el correspondiente ágape posterior, que es lo que permite la conservación de él hasta el día de hoy, aunque en menor número.

Hoy en el país la religiosidad es muy menor, pese a que una gran cantidad de personas fue bautizada, y no se profesan ni se siguen sus preceptos. A sabiendas, pero con otros objetivos, la Iglesia Católica hace usufructo de ese dato en un estado que aún no entiende lo mandatorio de la laicidad en sus 3 poderes y en su esencia.

El trámite es relativamente simple y anecdóticamente hay que recibir una charla de un miembro que trata de revertir la situación, análogo como lo hacen bancos o compañías de servicios al dar de baja una cuenta.

Con la honestidad por delante, quien no profesa su religión y ve un mal uso de esa cifra de «mayoría», debería realizarlo y esperar a que los miembros del Estado Chileno entiendan lo necesario de la condición laica de un país.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...