Laicidad y respeto, bases de la democracia moderna

La democracia moderna es la laicidad, el respeto a la decisión sobre el pensamiento y el cuerpo, afirmó la diputada María Luisa Sosa de la Torre al hacer el comentario final del foro  “Estado Laico, Ciudadanas Libres”.

Dicho foto fue organizado por la Legislatura local, representada por la diputada María Luisa Sosa de la Torre, presidenta de la Comisión de Equidad entre los Géneros, y la Red por los Derechos  Sexuales y Reproductivos en México (Ddser), en el marco del Día Internacional de la Mujer.

El conferencista, Eduardo del Castillo Valdez, explicó al público que un gobierno laico es el que no combina Iglesia- Estado, donde las “leyes de Dios”, no son las mismas que las leyes civiles y se respetan las decisiones de culto y pensamiento.

Norma Gutiérrez Hernández, docente investigadora de la UAZ, comentó que el 8 de marzo no es una fecha de festejos, si no para reflexionar sobre la brecha de género, afirmando que la ciudadanía es universal y nos corresponde a todos tener una nacionalidad, derechos y  participación social.

Añadió que la ciudadanía de las mujeres en México ha sido restringida, imparcial y excluyente ya que existe una batalla desde la mitad del siglo 20 para que las mujeres tengan derechos.

En lo que fue el comentario final, la diputada María Luisa de la Torre dijo que la esencia de la democracia moderna es la laicidad, el respeto a la decisión sobre el pensamiento y cuerpo.

Agregó que la ciudadanía de las mujeres es la más manipulable ya que todavía no existe la total igualdad entre los géneros.

El presídium estuvo conformado la psicóloga Bertha Alicia Medrano Ruiz, la encargada del Instituto Nacional de la Mujer, Martina Lara Gonzáles, Norma Gutiérrez Hernández docente investigadora de la UAZ, y la diputada María Luisa Sosa de la Torre.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...