La Xunta dice ahora que no le toca cifrar los asistentes a la visita del Papa

El pasado jueves el Gobierno gallego todavía repetía que esperaba la llegada a Santiago de 200.000 visitantes

El pasado jueves, tras el habitual Consello semanal del Gobierno gallego, la Xunta todavía estimaba en 200.000 los visitantes que el sábado estarían en Santiago para seguir desde la ciudad la visita del Papa. La rueda de prensa posterior a aquella reunión, sin otros contenidos de calado de los que informar, fue centrada por el propio presidente, Alberto Núñez Feijóo, en repasar todo lo hecho por la Xunta para lograr una visita “histórica”. El sábado, dos días después de reiterar la previsión de estos cientos de miles de visitantes, Feijóo eludía referirse a esa estimación en una triunfal valoración, sin turno de preguntas, de la visita papal. Ayer, con más tiempo para la reflexión por el medio y ya sí con la posibilidad de cuestionar el discurso oficial, tampoco el conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, quiso pronunciarse sobre la modesta afluencia de visitantes a Compostela el sábado.

Rueda comenzó su intervención de ayer repitiendo las palabras de Feijóo del día anterior y refiriéndose a la jornada como un “día histórico”. Para el conselleiro, la visita del Papa fue un “éxito de todos los gallegos” hasta el punto de que “todos los objetivos fueron cumplidos”. Según dijo, “Galicia se volcó en el mundo, esperamos que ahora el mundo se vuelque en Galicia”, para lo que apeló a la presencia informativa del evento “en los periódicos de toda España y del mundo”, así como en las televisiones internacionales.

Sin embargo, preguntado expresamente por la cifra de 200.000 visitantes que esperaba la Xunta, Rueda eludió pronunciarse. “Es difícil concretar cifras”, contestó, para añadir que “en todo caso no le corresponde a la Xunta” hacer la estimación de asistentes a posteriori, obviando así que el Gobierno gallego sí había refrendado esa estimación a priori solo tres días antes. Aun así, Rueda intentó aportar pruebas de la afluencia de visitantes indicando que “el casco histórico estaba repleto” y focalizó su atención sobre el otro objetivo de la visita destacando que “millones de personas lo vieron en la televisión”.

Tras las valoraciones públicas de estos días, el conselleiro comparecerá mañana en el Parlamento de Galicia para exponer el balance del evento y detallar, como prometió, los costes para las arcas públicas.

UNOS 60.000

Ante la ausencia de cifras por parte de la Xunta, los únicos datos que permiten hacer una aproximación al número de personas que llegaron a Santiago para ver al Papa proceden del Arzobispado. Por una parte, las distintas parroquias de Galicia que desplazaron a sus fieles a Compostela habían facilitado una estimación del número de viajeros para que pudiesen ser ubicados en el recorrido del Papamóvil de forma ordenada.

Según el Arzobispado, fueron unos 40.000, a los que habría que sumar los llegados desde fuera de Galicia o del norte de Portugal, aunque no parece que hayan sido muchos. De hecho, la organización había preparado 1.200 plazas para aparcar autobuses y solo se usaron 300, que incluso con 60 pasajeros cada uno no habrían transportado a más de 20.000 personas.

Junto con esas 40.000 personas solo otros dos grandes espacios permiten obtener una cifra bastante real de asistentes: las plazas del Obradoiro y la Quintana, ya que del resto apenas las de Cervantes y Toural, más pequeñas y también con pantallas, tuvieron ocupación significativa. En el Obradoiro solo se permitió la entrada de 6.000 personas, todas ellas sentadas, mientras que para la Quintana, no llena del todo por seguridad, se suele citar un aforo para conciertos y manifestaciones de unas 10.000 personas. Entre ambos recintos se congregaron unas 15.000 personas, distintas en principio de las 40.000 anteriores, ya que ambas plazas se llenaron antes de terminar el recorrido del Papamóvil.

Los asistentes controlados, por lo tanto, no superaron los 60.000, a los que habría que añadir los que llegasen por su cuenta a Santiago, difíciles de cuantificar. La cifra total, en todo caso, se quedaría muy por debajo de la mitad de los 200.000 estimados por la Xunta.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...