La Xunta busca patrocinadores para rebajar a tres millones el coste del viaje del Papa

TVG gastará 500.000 euros menos en la retransmisión en directo tras «optimizar recursos»

Buena parte del mundo mirará hacia Galicia el día 6 de noviembre. Al menos 150 millones de personas lo harán gracias a la televisión. La repercusión de la mediática visita de Benedicto XVI es el principal argumento esgrimido por el conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, para justificar el dinero que tendrán que desembolsar las arcas públicas durante la vertiginosa estancia papal. "Los retornos y beneficios para Galicia serán muy superiores", a la "inversión necesaria" para que el evento sea un "éxito".
En todo caso, esa inversión ya ha sufrido una modificación, y a la baja, por culpa de la crisis, ya que el presupuesto "se reducirá cuando menos un millón de euros" de los cuatro previstos. Así lo confirmó el conselleiro tras recibir al responsable de la organización de los viajes del Papa, Alberto Gasparri, en el Pazo de Congresos, para que diese el visto bueno a las instalaciones en las que desarrollarán sus labores informativas hasta mil periodistas de todo el mundo.
"Como corresponde al principio de austeridad que este gobierno está llevando a cabo, lo que intentamos es optimizar los recursos", explicó Rueda, y para ello la Xunta está "buscando patrocinios" y "acudiendo a la colaboración de todo el mundo". Al respecto, puso como ejemplo que las tijeras ya han pasado por el presupuesto que estaba destinado a cubrir la retransmisión en directo del evento por parte de la Televisión Gallega, que ofrecerá la señal internacional.
"Optimizando recursos se recondujo la cifra de 2 millones a 1,5 millones de euros, lo cual es un ahorro importante", señaló. Eso no supondrá "que desmerezca en absoluto la calidad de la transmisión y del trabajo de los profesionales, sino todo lo contrario". "Les puedo adelantar que el presupuesto final va a ser inferior" un "ahorro sensible", enfatizó, "sin escatimar en ningún momento los medios ni todo aquello que queremos poner para que la visita sea un éxito".
En ese sentido, frente a los grupos que critican el uso de dinero público para sufragar los gastos de la estancia de Benedicto XVI en Santiago, Rueda alegó que la visita "será para todo el mundo". "Independientemente de creencias religiosas", dijo, es "una oportunidad histórica para Galicia de cerrar un Xacobeo también histórico".
El conselleiro recibió las "felicitaciones" de Gasparri por las instalaciones del Pazo de Congresos. El Vaticano exige un centro de prensa amplio, con ordenadores, buenas conexiones y salas de prensa para el Vaticano, el Arzobispado, la Radio Vaticana, el Centro Televisivo Vaticano y la Rai. El plazo para acreditarse se abrirá a finales de septiembre, según el Arzobispado, y la Xunta espera que algunos periodistas cubran la visita del Papa a Barcelona desde dicho centro.
Por otra parte, y a diferencia de lo que ocurrirá en Barcelona, donde el templo de la Sagrada Familia permanecerá cerrado días antes de la visita de Su Santidad para preparar el operativo, en Santiago no está previsto que la catedral siga el ejemplo. El día 5, cerrará sus puertas a las nueve de lanoche, como todos los días.
 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...