La visita del papa y la Jornada Mundial de la Juventud costarán 50 millones

Queda un mes para que se celebre el encuentro de jóvenes cristianos en Madrid Organizadores y críticos disienten en el coste y la financiación de las JMJ La administración cederá gratuitamente 1.400 centros educativos públicos

Madrid se convertirá del 16 al 21 de agosto en el punto de reunión de jóvenes creyentes de todo el mundo con la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), un acontecimiento que, según sus organizadores, acoge al triple de personas que unas Olimpiadas, lo que ha desatado las críticas de laicos e incluso creyentes por el gasto que supone la logística de un evento de esta magnitud, estimado en unos 50 millones de euros.

Un mes antes del comienzo del encuentro hay inscritos 414.000 peregrinos, que podrán participar en más de 300 actividades, catequesis diarias, vigilias y diversos encuentros con el Papa.

Según el coordinador en Madrid de Europa Laica, Antonio González, los Presupuestos Generales del Estado aprobados en 2010 “recogen un presupuesto especial para la cobertura del evento de 25 millones de euros”.

Sin embargo, el director financiero de la JMJ, Fernando Giménez Barriocanal, insiste en que “tiene un coste cero para el contribuyente y no va a costarle nada a las arcas públicas. Es más, estimamos que va a suponer una inyección de 100 millones de euros a nuestro país, además de proyectar a Madrid y a la marca España”.

Desde Europa Laica recalcan que el gasto en “cuerpos de seguridad y demás necesidades derivadas de la reunión de tantas personas, no lo puede pagar la organización” y correrá, “sin duda, a cargo del Estado”.

Las empresas que financian parte de las JMJ

La Fundación Madrid Vivo reune a cerca de cuarenta empresas españolas con el objetivo de ayudar a la financiación de las Jornadas. Según el abogado Javier Cremades, su secretario general, las empresas participantes, entre las que destacan el Banco Santander, Telefónica o Endesa, “han aportado cantidades que van desde los 20.000 euros hasta los 4 millones”.

Sin embargo, “lo más importante que hemos aportado desde Madrid Vivo es nuestra experiencia profesional, el know-how y el apoyo logístico y material” continúa Cremades.

Esas ayudas se reflejan en el sistema de registro de peregrinos, que ha desarrollado el Banco Santander, la logística de la que se encarga El Corte Inglés, o el vino de las misas, que lo aportará las bodegas Osborne.

Según Cremades, el total de la inversión de Madrid Vivo en las jornadas “puede estar cercano a los 25 millones de euros”, un gasto que para Javier Baeza, cura de Madrid, es “un agravio hacia las familias en paro”.

De hecho, Foro de Curas de Madrid, que reune a varias decenas de sacerdotes de la capital, ha criticado duramente la participación de estas empresas en el documento “Los mecenas de Rouco”. En él, critican que los miembros de Madrid Vivo “muchos de ellos causantes de la actual situación económica”, recuerda Javier Baeza, “refuerza la imagen de la Iglesia como institución privilegiada y cercana al poder, con el escándalo social que ello supone”.

Javier Cremades responde que “cada una de las empresas de la Fundación aporta de forma individual y por otros cauces a mejorar la sociedad, a través de la responsabilidad social”. “Participamos porque creemos que las jornadas tienen interés para toda la sociedad”, insiste.

Los peregrinos pagarán entre 30 y 210 euros

De los más de 414.000 peregrinos inscritos, 240.000 han solicitado además alojamiento. La organización les repartirá entre casas de voluntarios, colegios públicos y privados, e incluso centros deportivos.

Dependiendo de si asisten solo a los actos del fin de semana, o si además de participar en los seis días de jornadas solicitan alojamiento y comida, pagarán entre 30 y 210 euros por persona.

Precisamente, el alojamiento de los peregrinos es otro de los motivos de crítica a la organización. El responsable de comunicación de la federación de enseñanza de CCOO, Gabriel Montes, estima que “1.400 centros escolares entre los de primaria y secundaria de la Comunidad de Madrid serán cedidos del 15 al 22 de agosto a la organización de JMJ”.

“Además, una persona de cada centro tendrá que atender a los miembros de la organización, con la modificación que supone eso en su calendario de vacaciones, y el consiguiente gasto”, añade Montes.

Desde la organización, el director de comunicación de JMJ, Rafa Rubio, afirma que “no supone ningún gasto extra, ni perjuicio en las vacaciones, ya que en cada centro hay siempre una persona encargada en agosto”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...