La visita del Papa, ¿un negocio? España perderá tres millones pero Reino Unido cobrará por sus misas

Cada minuto de estancia en Santiago costará 6.000 euros.

Quizás una de las explicaciones de porqué España está a la cola de Europa en materia económica y Reino Unido no- o al menos no tanto- es la visión para hacer negocios de su Estado, y si de este está unido o no a la Iglesia. Mientras a España la visita del Papa le costará tres millones de euros, en Reino Unido conseguirán un 'dinerillo' extra: todo creyente que desee oír al sumo Pontífice oficiar misa tendrá que pagar entre 12 y 30 euros.

Se trata de una medida de la Iglesia inglesa para recaudar fondos en un momento en que sus finanzas están sufriendo. Sin embargo, lo que para algunos es una apuesta arriesgada de la Iglesia, para otros no supone ningún impedimento. Ni la crisis económica ni la de la fe: Reino Unido espera que la misa sea "multitudinaria".

Benedicto XVI, a media tarde, se trasladará a Glasgow, a unos 90 kilómetros, para oficiar una misa que se espera con gran acogida en el Bellahouston Park, el mismo lugar en que ofició Juan Pablo II durante su visita de 1982.

Miles de entradas sin vender

Durante esta misa cantará la cantante escocesa Susan Boyle, famosa en el mundo entero gracias a un programa de televisión de búsqueda de talentos. Un factor que quizás haga menos caro escuchar la palabra de Dios: misa y concierto en un mismo 'pack'.

El catedrático de Derecho Canónico en la Universidad Complutense de Madrid, Rafael Navarro Valls, se ha referido a la venta de entradas para la misa del Pontífice y ha declarado que la necesidad de cobrar el pase a los fieles es una cuestión de la propia Iglesia anglicana que, a su parecer, "no está muy boyante" y una invitación a los cristianos de base para que "voluntariamente" aporten un óbolo para sacar adelante la visita. Así, se ha mostrado convencido de que en cuanto el Papa apareció por Reino Unido, la gente se habrá animado a comprar entradas. Y es hace tan sólo dos días, quedaban "miles de entradas" sin vender y la organización ha reducido a 80.000 personas la previsión de asistentes al evento.

A España le costará tres millones

Mientras, en España será el Estado central y los autonómicos los que se hagan cargo de todos los gastos de "seguridad, asistencia sanitaria, infraestructuras y dotación de los centros de prensa", según recoge Cadena Ser.

Benedicto XVI estará el seis de noviembre en la ciduad gallego de Santiago de Compostela un total de ocho horas, por lo que el minuto sale a 6.000 euros, según calcula la emisora.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...