La visita del Papa sigue envuelta en polémica: Bankia denuncia por impago al organismo que la organizó

La Fundación Encuentro de las Familias, participado por el Gobierno valenciano y el arzobispado, debe cerca de un millón de euros a la entidad

La visita del Papa Benedicto XVI a Valencia en 2006 sigue arrastrando cola hasta nuestros días, no sólo por el robo de recursos públicos que la trama Gürtel se agenció allí con la ayuda de cargos públicos del PP, sino por desórdenes que alcanzaron, por ejemplo, a una entidad como Bancaja, hoy integrada en Bankia. La agencia de viajes de esta entidad fue la encargada de organizar los desplazamientos de todos los invitados oficiales que acudieron a la ciudad. Ahora, Cavaltour, que así se llama esta agencia, ha presentado una denuncia ante los tribunales por el impago de sus servicios, un importa que ronda el millón de euros.

Una Fundación del Gobierno valenciano y el arzobispado
Cavaltour ha acudido al juzgado de instrucción número 2 de Valencia, donde ha puesto una demanda contra la Fundación Encuentro de las Familias, según desvela el digital Valenciaplaza.com, que no ha podido llegar a conocer la identidad de los usuarios que disfrutaron de los billetes de avión y alojamientos que siete años después siguen pendientes de pago. Entre esas personas están numerosos representantes de la iglesia católica de todo el mundo.

La Fundación Encuentro de las Familias es un organismo participado por la Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento de Valencia, la Diputación de Valencia y el Arzobispado de la ciudad y tiene unas deudas de más de siete millones de euros, según datos de sus cuentas de 2012.

Sólo la Generalitat cumplió con su aportación
Esta fundación debe la mayor parte de los gastos en los que incurrió con la visita de Benedicto XVI, pues los patronos solo aportaron el capital inicial, que ascendió a 40.000 euros. La Generalitat fue la única que cumplió con el compromiso de capitalizar la fundación aportando dos millones de euros, pero el Ayuntamiento, la Diputación y el Arzobispado se desentendieron de sus partes. Además de la aportación pública, la fundación contó con 982.000 euros que abonaron patrocinadores privados del encuentro.

El Tribunal valenciano investiga el contrato de Canal 9
La deuda pendiente de la fundación no permite su cierre, a pesar de que este es el objetivo de la Generalitat. Actualmente, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana investiga en una pieza separada del caso Gürtel una parte de la visita del Papa en 2006 que afecta a la Radio Televisión Valenciana (RTVV), que aquel año dirigía Pedro García, imputado en este caso de corrupción, acusado de recibir medio millón de euros en comisiones, por la adjudicación a la trama del contrato de seguimiento de la visita de Benedicto XVI.

Ratzinger y Camps en Valencia 2006

Francisco Camps junto a Benedicto XVI durante su visita a Valencia en 2006. EFE

Archivos de imagen relacionados

  • Ratzinger y Camps en Valencia 2006
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...