La virgen de Luján en el Congreso de Argentina

Estimado Sr. Diputado Nacional Julián Domínguez

Nos comunicamos con Ud. para hacerle llegar nuestra inquietud y preocupación por la imagen de la Virgen de Luján que ha sido instalada, durante el comienzo de su gestión, dentro del recinto de la Cámara de Diputados.

La tradición de nuestro país es laica, democrática y se basa en los valores republicanos de libertad e igualdad. Existen suficientes antecedentes históricos, criterios doctrinarios y jurisprudenciales que evidencian que la Constitución Nacional no adopta religión de Estado, ni religión oficial alguna.

Los símbolos religiosos como el de la Virgen de Lujan representan a sólo un sector de la población argentina. Su exhibición en espacios públicos, en especial en uno de los poderes del Estado, violan el principio de neutralidad religiosa del Estado y el principio constitucional de igualdad y no discriminación respecto al ejercicio del derecho a la libertad de conciencia.

Entronizar una imagen que alude a un culto que se opone firmemente a varias de las leyes que actualmente se encuentran en debate dentro del Congreso de la Nación Argentina, puede leerse como un mensaje coercitivo, por lo tanto el Estado deja de ser equitativo y no protegería así a las minorías del daño que puedan causarle las decisiones o actos de las mayorías o de los poderosos.

            Le solicitamos que considere los argumentos expuestos y la imagen sea retirada del recinto, espacio público de todas las personas católicas y no católicas.

Lo saluda atentamente,

Coalición Argentina por un Estado Laico

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...