La ‘Virgen’ de las Angustias y el respeto a los granadinos

Un año más, y unos días después de la ofrenda floral a la misma 'Virgen', autoridades, cargos e instancias públicas participan, salvo honrosas excepciones, en unos actos religiosos que invaden las calles de Granada. ¿Hay que insistir en que si lo hicieran a título personal no habría motivo para la denuncia? Pero lo hacen como representantes de todos, en un alarde de falta de respeto democrático, en un Estado que debería ser aconfesional: el alcalde de Granada, concejales, miembros del ejército, de la guardia civil, de la policía…, faltan al respeto a los ciudadanos a los que se deben -que son todos, no sólo los católicos- al participar en esos actos. Pierden ellos mismos respetabilidad, pues consiguen que muchos no comulguemos con ellos. ¿Es tan difícil entender que no todos los granadinos sentimos fervor por la 'Virgen' de las Angustias, que para algunos no representa más que una superstición? ¿Es tan difícil que tantas autoridades civiles y militares superen la nostalgia del oprobioso nacional-catolicismo?

Juan Antonio Aguilera Mochón. Responsable de prensa de Granada Laica

Publicado en La Opinión de Granada el 26-09-2011

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...