La vida eterna

BREVE RESUMEN

Los creyentes tienen dos teorías para explicar la vida después de la muerte: la resurrección de los muertos y la inmortalidad del alma.

La Resurrección de los muertos

Responde a la antropología judía. Es la que tuvieron Jesús y san Pablo y la que sostienen hoy muchos teólogos cristianos; o sea: Jesús no creía en el alma. Es la más coherente con los planteamientos científicos actuales. No existe un alma espiritual e inmortal. El ser humano es su cuerpo. Y el cuerpo es el responsable de la identidad personal.

Cuando morimos Dios nos da un cuerpo espiritual y glorioso semejante al de Cristo resucitado.

Dificultades de esta teoría:

  • el término cuerpo-espiritual es contradictorio.

  • Dios tiene que hacer en cada resurrección el milagro de re-crear cada una de las identidades de los difuntos que, por definición, residen en el cadáver.

La inmortalidad del alma

Es la que ha mantenido la Iglesia casi desde el principio. El ser humano se compone de alma y cuerpo. El alma es espiritual e inmortal. Las funciones del alma son:

  • dar vida al cuerpo

  • ser responsable de la identidad personal y de las funciones superiores y espirituales del ser humano: autoconciencia, libertad, racionalidad, emociones, sentimientos, deseos…

La muerte consiste en la separación del alma y del cuerpo.

Dificultades de esta teoría.

  • Dios tiene que crear el alma en cada acto de procreación incluso aunque ésta se produzca en el curso de una violación o una borrachera.

  • Contradice a las teorías científicas que coinciden en atribuir al cerebro las funciones superiores (racionalidad, autoconciencia, libertad…) que los creyentes llaman “espirituales”.

  • ¿Cómo es el alma de los autistas y los esquizofrénicos. Y como es posible que le pueda afectar al alma un golpe en la cabeza?

Dificultades comunes a ambas teorías

  • ¿Cómo será la vida en el más allá o cuál será la identidad personal de los recién nacidos, los autistas o los esquizofrénicos?

  • ¿Cómo será la vida en el más allá o la identidad personal de los malvados tales como Hitler, Stalin, Pol Pot, Videla o Pinochet.

Conclusión.

Si, como parece muy probable, estas teorías llevan a aporías, contradicciones y absurdos o simplemente a conclusiones ridículas es que la hipótesis de partida es falsa, o sea, que no hay vida después de la muerte y por lo tanto Dios no existe

Hasta aquí el resumen. Si te interesa el tema y quieres profundizar, debatir, polemizar o disentir, entonces puedes seguir leyendo.

Para leer el documento completo abrir el archivo PDF adjunto

Archivos relacionados

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...