La Universidad Pública de Navarra ha formado en veinte años a 420 titulados en Magisterio como profesores de Religión

En esta lista se incluyen los 36 graduados en Magisterio que acaban de obtener este curso la Declaración Eclesiástica de Competencia Académica (DECA)

La Universidad Pública de Navarra ha formado, en los últimos veinte años, a un total de 420 titulados en Magisterio como profesores de Religión. Para ello, los estudiantes han cursado los créditos necesarios para obtener la Declaración Eclesiástica de Competencia Académica (DECA), un certificado concedido por la Conferencia Episcopal Española que les capacita para impartir dicha asignatura en las etapas de Educación Infantil y Primaria.

La Universidad Pública de Navarra oferta desde el curso académico 1994-1995 el número de créditos necesarios para que quienes libremente lo deseen se formen para la docencia como profesores de Religión en Educación Infantil y Primaria. Cumple así con la legislación vigente (acuerdo Estado-Iglesia Católica de 1979 para la organización de cursos de enseñanza y otras actividades religiosas de carácter voluntario en los centros universitarios públicos), ha informado la UPNA en una nota.

Cuando existía la citada diplomatura (tres cursos académicos), se cursaban un total de 18 créditos, distribuidos en cuatro asignaturas en castellano (El hecho religioso, Síntesis de la fe cristiana, Religión, y Pedagogía de la religión) y un seminario (El sentido religioso del hombre de hoy); y en dos materias en euskera (Erlijioa y Erlijioaren pedagogia). Eran materias impartidas como asignaturas optativas o de libre configuración.

CAMBIOS CON LOS GRADOS

Con la entrada en vigor del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), la diplomatura en Magisterio se transformó, a partir del curso 2009-2010 y de forma paulatina, en los Grados de Educación Infantil y Primaria (cuatro cursos). Así, la Universidad Pública de Navarra agrupó las asignaturas de contenido teológico en el título propio de Especialista en Religión Católica y Cultura, acordado mediante convenio con el Arzobispado de Pamplona-Tudela.

Su objetivo es posibilitar unos estudios que capaciten y preparen a los futuros profesores de enseñanza religiosa en Educación Infantil y Primaria y les garantice una formación religiosa y moral católica de calidad. Además, les facilita la enseñanza complementaria de los créditos relativos a la materia de Religión Católica necesarios para la obtención de la DECA, ha añadido la UPNA.

Para obtener dicho título, es necesario haber cursado 24 créditos europeos ECTS de asignaturas de contenido religioso. En los grados de Maestro, se imparten en el séptimo semestre (4º curso) dos de ellas, de carácter optativo: Pedagogía y Didáctica de la Religión en la Escuela, y La Iglesia, los sacramentos y la moral.

Además, hay otro par más (El mensaje cristiano, y Religión, cultura y valores, ambas en castellano y en euskera), que forman parte del título propio de Especialista en Religión Católica y Cultura, abierto a estudiantes de cualquier grado de la Universidad, no sólo de Magisterio, aunque éstos son los que obtienen la DECA. De hecho, un total de 300 estudiantes cursan alguna de las cuatro asignaturas, en castellano y en euskera, de contenido teológico católico que la Universidad ofrece.

La responsabilidad académica de las asignaturas de los estudios propios de Religión Católica y Cultura recae en el profesorado contratado por la Universidad Pública de Navarra para impartir la asignatura de Religión Católica en las titulaciones oficiales. No obstante, si es necesario, podrán contar con la colaboración de doctores y licenciados por universidades eclesiásticas o civiles que sean proporcionados por el Arzobispado de Pamplona y Tudela sin que ello suponga compromiso económico alguno para el centro académico.

LOS 36 NUEVOS PROFESORES DE RELIGION

En esta lista de 420 profesores de Religión formados en la Universidad, se incluyen los 36 graduados en Magisterio que acaban de obtener este curso la DECA. El título ha sido entregado en un acto que ha contado con la presencia de Juan Antonio Aznárez Cobo, obispo auxiliar de la archidiócesis de Pamplona-Tudela.

Al evento, que se ha celebrado en el edificio de El Sario del Campus de Arrosadia, también han asistido Juan Carlos Elizalde Espinal y David Galarza Fernández, profesores de las asignaturas de Religión de la Universidad Pública de Navarra, y de Abel Arrieta Azpilicueta, vicario episcopal de Enseñanza.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...