La Universidad de Teherán prohíbe entrar a quien no lleve vestimenta islámica

Las autoridades de seguridad de la Universidad de Teherán prohíben desde hoy la entrada a los estudiantes que incumplan las normas sobre la vestimenta islámica.
Según la agencia local de noticias Mehr, que cita al director de seguridad de la Universidad de Teherán, Mostafa Josravai, algunas de las facultades de Bellas Artes impedirán a partir de esta mañana la entrada a las chicas que no lleven el velo adecuado.
La norma también va contra los chicos que no cumplan las normas islámicas en su firma de vestir y el corte de cabello, especialmente los que obedecen a los modelos occidentales.
"Las universidades tienen un ambiente sagrado y las autoridades deben hacer frente a aquellos pocos estudiantes que incumplen las normas sobre el velo y la vestimenta", dijo Josravai.
El alto cargo de seguridad dijo además que "la mayoría de los estudiantes llevan una vestimenta adecuada pero hay un número que ha optado por no cumplirlo como método de protesta".
"Estas personas son llamadas a comparecer ante los comités de orden", dijo Josravai.
El director de seguridad informó asimismo de que las estudiantes están obligadas a ponerse el "maghnae", un tipo de pañuelo cerrado de color negro que solo dejar ver la cara cubriendo totalmente el cabello, las orejas y el cuello hasta encima de los hombros.
La decisión de la universidad también afecta a los chicos que van con "vestidos inadecuados", agregó al añadir que las autoridades seguirán con seriedad el cumplimiento de las normas de vestimenta ya que, según Josravi, se trata de algo relacionado con la fe.
Las mujeres iraníes están obligadas, desde el triunfo de la revolución en 1979 y el establecimiento de la República Islámica, a vestirse según la normas islámicas que mandan cubrir el cabello y las curvas del cuerpo ante cualquier hombre que no sea "mahram", es decir el padre, el hermano y el marido.
Esta nueva ley, aplicada obligatoriamente desde 1980 en Irán, no ha conseguido hasta ahora que las mujeres la cumplan al cien por ciento.
Los clérigos iraníes quieren que las mujeres se vistan con el "chador", una tela larga y negra que cubre desde el cabeza hasta los los píes, pero toleran el conjunto del pañuelo unicolor con un guardapolvo ancho y largo.
Algunas mujeres iraníes, especialmente las chicas jóvenes en las grandes ciudades, se visten sin embargo con pañuelos coloridos y cortos que deja al aire gran parte del cabello, cortado y teñido según la moda, con un guardapolvo estrecho y corto que revela las curvas y los volúmenes del cuerpo.
Las autoridades intensifican el control sobre el cumplimiento de las normas de vestimenta especialmente en el verano cuando hay más tendencia a las ropas más ligeras por el calor.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...