La Universidad de Salamanca acogió, mediante una misa en su capilla, el ingreso de nuevos miembros del Capítulo de Isabel la Católica

Desde UNI Laica lamentamos que la Universidad de Salamanca continúe empañando las celebraciones de sus ocho siglos de historia mediante la convocatoria y el acogimiento de actos religiosos. Estas actuaciones eran propias de la Universidad de hace siglos, e incluso décadas (en el infame nacional-catolicismo), pero son inadmisibles en una Universidad pública de un Estado aconfesional, que debe ser laica, pues se debe a todos los universitarios y ciudadanos, no a determinados creyentes religiosos.


El Capítulo de nobles Caballeros y Damas de Isabel la Católica escogió la ciudad de Salamanca para celebrar la ceremonia de investidura de sus nuevos Caballeros y Damas el pasado sábado.

Un acto que tuvo lugar en un escenario con siglos de historia, la Universidad de Salamanca, y que no sólo conmemoraba su octavo centenario, sino también el 514º aniversario del fallecimiento de la reina Isabel la Católica. Su capilla acogió la misa en la que se dio la bienvenida a los nuevos miembros del Capítulo, y una de sus aulas, la de Francisco Salinas, los actos académicos.

Julio Cordero, director de la oficina del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca, comenzó la jornada con un discurso que destacó la unión de la reina Isabel la Católica con la Universidad. Además de recordar que esta institución es una de las más antiguas de Europa, Cordero habló sobre la Soberana como una de las ‘impulsoras, junto con el Papa Luna, del estudio salmantino’. De hecho, en referencia a este vínculo entre la monarquía y la universidad, en una de las fachadas del edificio, se puede leer: ‘Los Reyes a la Universidad y la Universidad a los Reyes’ en griego.

Tras su intervención, los presentes asistieron a la misa oficiada por José Antonio Calvo, canónigo de la Catedral de Ávila. La ceremonia religiosa dio paso al ingreso de los Caballeros, Javier Calle VicenteIgnacio García RecueroFidel Hernández Benjumeda y Emilio Herrero Sancho, y Dama, Letizia Ardeteta Mira, nombrados por el Gran Caciller, Raúl Baz.

A ellos se unió José Miguel González del Campo, quien fue nombrado comendador por Salamanca del Capítulo.

Pero ellos no fueron los únicos que se convirtieron en miembros de una organización. Y es que la Academia de la Hispanidad’ también incorporó a dos personas en sus filas, Alicia Puchalt Giner e Ignacio Ismael García Romero.

Esta institución, que nació en el seno del Capítulo de Caballeros y Damas de Isabel la Católica, se dedica a estudiar y divulgar el legado de esta reina. Y en un sentido homenaje a la monarca, Daniel García, caballero del Capítulo y vicedirector de la Academia de la Hispanidad, leyó un elogio titulado ‘Isabel Madre de la idea de España’.

Un repaso a la extraordinaria vida de la que está considerada la primera gran Reina de Europa, y que sentó las bases del Estado Español tal y como hoy lo conocemos.

El vicerrector de la Universidad de SalamancaEnrique Cabero, se mostró agradecido de que estos actos académicos se celebrasen en el espacio, y recibió como obsequio un azulejo con el retrato de la Reina.

Los Caballeros, Damas y asistentes se dirigieron finalmente a la plaza de Monterrey, donde realizaron una ofrenda floral al príncipe Juan. Allí, el Gran Maestre emérito, José María Gómez Gómez, leyó un poema al hijo de la reina Isabel y el rey Fernando de Aragón, fallecido en esta ciudad de Castilla y León.

José Manuel Fernández Martín, mayor de la Policía local, Pedro Sánchez, inspector de la Policía Nacional, y José Andrés Benito de Miguel, de la fundación Alba en Salamanca, fueron algunas de las autoridades y personalidades invitadas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...