La Universidad de Granada archiva la investigación por la expulsión temporal de dos alumnas que llevaban velo en un examen

La Universidad de Granada ha archivado la investigación abierta de oficio el pasado 30 de junio para aclarar un incidente con dos alumnas que fueron expulsadas temporalmente de un examen por una profesora, que les pidió que se retirasen el velo para comprobar que no escondían dispositivos para copiar.

Según han explicado a Efe fuentes de la Universidad, la declaración de las dos alumnas, la falta de denuncias y la intervención del Defensor Universitario han servido para descartar cualquier incidente racista o xenófobo durante el examen del que salieron temporalmente las afectadas.

Los hechos se remontan al pasado 29 de junio cuando el equipo de gobierno de la Universidad de Granada abrió de oficio un expediente de información reservada para conocer las circunstancias y modos que rodearon la expulsión temporal de las dos alumnas.

Las estudiantes se examinaban junto a sus compañeros de la asignatura Lengua Española II del primer curso de Traducción e Interpretación, prueba a la que acudieron con un velo, -un hiyad-, que captó la atención de una de las profesoras, que les pidió que mostraran las orejas para comprobar que no escondían un dispositivo que les permitiera copiar, como un pinganillo.

Las manifestaciones de las dos alumnas han permitido aclarar que no fueron expulsadas, sino que salieron del aula para mostrar en una zona más reservada que su hiyad no escondía nada, lo que ha permitido archivar la investigación.

Tras este paso, la Inspección de Servicios del departamento se encargará de un nuevo informe que, según las mismas fuentes, irá también orientado a cerrar el conflicto.

En el momento del incidente, la Universidad apuntó que tanto el uso del hiyad como comprobar si se utilizan medios para copiar entran dentro de la normalidad y que las restricciones en cuanto a vestimenta se corresponden con las exigencias a la hora de hacer una fotografía para el DNI, lo que permite usar el velo.

El Defensor Universitario, Antonio Ángel Ruiz Rodríguez, explicó además que ya redactó un documento este curso por un problema similar en el que expuso que las alumnas pueden ir a sus clases o a un examen con el hiyad porque no existe incompatibilidad entre la libertad religiosa y la identificación de la persona.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...