La última ocurrencia del obispo que hizo llorar a Blas Piñar

Perfil de Reig Plà, el prelado que lanzó a la calle patrullas a favor de la virginidad

Que los niños escolarizados peregrinen al cementerio de Paracuellos del Jarama para aprender de los mártires que murieron gritando Viva Cristo Rey no es la única recomendación que Juan Antonio Reig Plà (Alicante, 1947) ha realizado a la infancia desde que Juan Pablo II le nombrase obispo en 1996.

Sin ir más lejos, en 2008, cuando todavía dirigía la diócesis de Murcia-Cartagena, a Plà se le ocurrió la idea de lanzar “brigadas” callejeras en favor de la virginidad, contra el aborto y el matrimonio homosexual. Su misión no era otra que “patrullar” por los centros educativos, comerciales y zonas de copas con el objetivo de inculcar a los más jóvenes sus valores ultraconservadores.

Predicando la homofobia
Aunque sus patrullas tuvieron poco calado en Murcia, Reig Plà nunca tiró la toalla a la hora de promover su controvertida visión de las cosas. Prueba de ello es que el pasado viernes santo no desaprovechó la oportunidad que le puso en bandeja Televisión Española para sentenciar en la homilía que retransmitía el segundo canal del ente público que los homosexuales “piensan desde niños que tienen atracción hacia personas de su mismo sexo y, a veces, para comprobarlo se corrompen y se prostituyen o van a clubes de hombres nocturnos”.

De desmán en desmán
“Y os aseguro que encuentran el infierno”, agregó Plà en un discurso que llegó a acaparar las portadas de los principales diarios de tirada nacional. Pero esta no era la primera ocasión que este religioso (que preside la Subcomisión para la Familia y Defensa de la Vida, y es miembro de la Comisión para la Doctrina de la Fe, que es como se llama ahora al Santo Oficio de la Inquisición) se convertía en noticia a raíz de sus múltiples desmanes.

Con la bandera franquista
En noviembre de 2009, después de que ELPLURAL.COM desvelase que había oficiado en Paracuellos del Jarama una misa junto a la bandera con el águila de San Juan para así honrar a los mártires franquistas, se empezó a cuestionar el importante papel que juega en la Iglesia católica. Muchos cristianos pidieron su cabeza, pero Reig Plà volvió a contar con el respaldo de su admirado Antonio María Rouco Varela.

El respaldo de Rouco
Lejos de llamarle la atención por sus ocurrencias, el presidente de la Conferencia Episcopal siempre ha apoyado las iniciativas promovidas por Plà, que van desde editar una guía para “curar la homosexualidad” o vincular el maltrato a las uniones civiles.

Haciendo llorar a Piñar
Además de Rouco Varela, el ahora obispo de Alcalá de Henares cuenta con la admiración y el cariño de los principales colectivos ultracatólicos del país y organizaciones franquistas. Y es que Reig Plà llegó a hacer llorar al mismísimo Blas Piñar, fundador de Fuerza Nueva, a raíz de su airada defensa de los militares fascistas que lucharon contra la república en la Guerra Civil española.  “Nunca había oído hablar así a ningún sacerdote, y menos a un obispo”, exclamó emocionado el líder fascista.

Juan Antonio Reig Pla, obispo de Alcalá de Henares, en un congreso en el 2001. Manuel H. de León | EFE

Archivos de imagen relacionados

  • Reig Pla 2001 obispo Alcala
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...