La UC dice que la obra de Bassi se ha incluido en la Muestra «con unos criterios serios»

El vicerrector Eduardo Casas aseguró en un comunicado que la protesta «surge del desconocimiento y de la manipulación de determinados sectores ideológicos» 'La revelación' clausura hoy, en Medicina, la programación teatral de esta edición

El polémico espectáculo 'La revelación' del controvertido cómico, actor y hombre de escena Leo Bassi recala hoy en Santander, donde clausurará esta noche (20,30 horas y con el cartel de 'no hay entradas' desde hace ya varias semanas) la Muestra Internacional de Teatro de la UC y Caja Cantabria. No obstante, el espectáculo se representará en la sala Medicina de la institución académica que acoge un montaje anunciado hace ya casi tres meses.

Precisamente ayer, el vicerrector de Extensión Universitaria, Eduardo Casas manifestó que la protesta contra la presencia de 'La Revelación' en la Muestra «surge de un desconocimiento absoluto sobre los contenidos del espectáculo y de una manipulación informativa que proviene de determinados sectores ideológicos». Recalcó que se ha incluido el montaje de Leo Bassi «con unos criterios serios, profesionales» y «sin ánimo de ofender», al tiempo que pidió a todos que «respeten la autonomía de la Universidad para desarrollar su labor cultural». Casas leyó un comunicado en el que quiso dejar claro que la obra no incurre en «blasfemias, ni sacrilegios, ni se conculca ningún artículo del Código Penal». Programada por el Aula de Teatro, que dirige Francisco Valcárce, ha estado precedida de protestas y polémicas desde su estreno en España. El Obispado mostró la pasada semana su rechazo a la representación.

Casas trazó el perfil de Bassi, quien «representa al clown contemporáneo, al payaso provocador de la modernidad», y añadió que también es un «actor cómico de reconocido prestigio, heredero de una tradición familiar de payasos que se remonta a varias generaciones de artistas». La UC aludió a «su arte, libre de convenciones, que ofrece al público una experiencia apasionante, sensacional y estremecedora, donde la provocación es un lenguaje y no un propósito». El vicerrector dijo con claridad que «si a alguien no le gusta la obra puede no ir a verla, no pasa nada», y recordó que «muchos ciudadanos se perdieron la semana pasada en la Muestra un recuerdo de la tragedia de Chernobyl. Hay otras alternativas».

Casas destacó que la representación «es un espacio para la discrepancia, la broma y el debate», y apuntó que en el extranjero no ha habido la más mínima incidencia y en España son escasas las poblaciones donde ha habido polémica. Alabó a Valcárce por ser un «profesional del teatro» que lleva 17 años organizando la Muestra y subrayó «el reconocimiento, respeto y apoyo» de la UC al director del Aula. La Universidad, finalmente, manifestó que ha mostrado siempre «una voluntad de rechazo a una visión mercantil y paternalista del teatro, y una actitud de rebeldía contra los planes conservadores basados en el populismo y los grandes fastos».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...