La trascendental importancia del racionalismo hoy

Hay una necesidad imperiosa en India hoy día, que estimula y cultiva la perspectiva racionalista. De hecho, el crecimiento del racionalismo es la clave a su desarrollo y progreso futuros. Lo que es cierto en India es cierto en el planeta entero.

India se convertirá en una territorio de prueba para la validez del racionalismo para el futuro de la humanidad. Un país con más de mil millones de personas, India representa una universidad multicultural rica. Es el hogar de enclaves lingüísticos pluralistas y de tradiciones religiosas rivales. Muchas datan de decenas de siglos atrás, profundamente entretejidas con las costumbres sociales.

Los racionalistas y humanistas seculares preguntan ¿qué métodos ayudarán de mejor manera para descubrir nuevas verdades, para resolver de forma más exitosa los problemas humanos complejos, y para lograr las necesidades y valores humanos? Y ellos responden que es la aplicación de la razón, la ciencia, y el libre examen para educar al público de la India y las instituciones de poder en la sociedad.

Grandes sectores de la población india no están de acuerdo, al no conocer las implicaciones o el significado del racionalismo. Ellos creen que el antiguo Hinduismo proveerá la estructura básica de la vida. Enfrentados contra ellos está el Islam, que representa una gran minoría dentro de la India, y que domina Pakistán y Bangladesh, anteriormente anexos a India. Otras minorías significativas, como los Sikhs, Budistas y Cristianos, tienen otros sistemas de fe. A medida que el fundamentalismo crece, el sectarismo parece bullir. ¿Cómo evitar la posible agitación futura? ¿Cómo puede mantenerse la paz social?

India es la más grande democracia parlamentaria del mundo. Fue fundada como un estado secular, aunque tensiones severas retan constantemente la separación de la religión y el estado. India enfrenta enormes problemas sociales: una población creciente, polución ecológica, agotamiento de recursos, gran número áreas urbanas sujetas a una tensión por el desempleo, pobreza, analfabetismo, cuidados de salud, peligro de confrontación nuclear, etc.

Los defensores del racionalismo creen que la aplicación de sus principios es esencial si la India quiere resolver sus problemas y progresar. La Asociación Racionalista de India va a ser felicitada por el papel de liderazgo que ha jugado. Hay muchas organizaciones humanistas, ateístas, secularistas, escépticas y racionalistas en India, que hacen un trabajo importante en diversas áreas, aunque creo que el movimiento racionalista tiene un papel especial y tal vez trascendental; porque puede ayudar a hacer entrar a la India al siglo veintiuno y a la era postidustrial, de la información. Digo esto porque lo que es central para el racionalismo es su énfasis tanto en la investigación científica y en el humanismo secular.

¿Cuáles son los ingredientes esenciales de la perspectiva racionalista de hoy? Primero, el racionalismo contemporáneo está comprometido con un método de investigación; es decir, afirma que si se requieres entender la naturaleza y el comportamiento humano, se necesita usar los mejores métodos de la ciencia. Las creencias deben considerarse como hipótesis tentativas hasta que sean respaldadas por la evidencia, las razones y sus consecuencias experimentales. Las creencias basadas en la fe, el misticismo, la especulación abstracta, la autoridad o la emoción, son inadecuadas. Aunque puedan tener un valor estético o poético, no tienen base en los hechos empíricos. El gran reto de hoy es resistir a las tradiciones aletargadas y obstinadas y extender los métodos de la razón y el pensamiento crítico a todas las áreas de interés humano. Dados los grandes avances en las ciencias naturales, biológicas y del comportamiento, los racionalistas desean usar métodos similares en otros campos. El gran valor de esto ha sido demostrado por las revoluciones industrial, tecnológica, y de la información, que han sido aplicadas al mejoramiento de la condición humana.

Los principales retos que la comunidad global enfrenta están en extender los frutos de tales investigaciones desde las sociedades boyantes y de las clases medias, a las vastas clases bajas del mundo.

Si vamos a lograr este objetivo, la mayor prioridad para los racionalistas debe ser la educación. Esto involucra el cultivar el pensamiento crítico en los estudiantes de todos los niveles, pero también en la clase media. Esto se debe aplicar a cada individuo en la sociedad. El principio moral básico es que cada persona, sin importar de qué clase o procedencia, tiene el derecho de enriquecerse culturalmente. Aprender cómo pensar es esencial para todas las democracias.

Un público educado es la mejor garantía contra la tiranía. Segundo, el resultado revolucionario principal de la aplicación de los métodos de la ciencia es que ha transformado nuestro entendimiento de la naturaleza. Ya no está basada en una metafísica espiritualista arcaica; ahora vemos que el universo es básicamente físico-químico en su carácter y que está sujeto a procesos evolutivos de cambio. Nuestra perspectiva cósmica actual apunta a un universo en expansión con billones de galaxias. Desde Darwin, entendemos que la biosfera también se comprende como una parte de un proceso evolutivo. No hay un papel especial divino para la especie humana distinto al que le queramos atribuir. La ciencia moderna ha rechazado doctrinas antiguas de un alma separada, la reencarnación o la inmortalidad.

Las próximas etapas de la evolución humana dependen en parte de qué hacemos, porque tenemos el poder de entender e influir en su curso. Al expandir nuestra comprensión del universo, estaremos más capacitados de aumentar el dominio del interés humano y de convertirnos en ciudadanos del universo. Esto nos capacita para trascender ilusiones parroquiales, chauvinistas y antropocéntricas. Tercero, tanto los métodos de la ciencia, como su perspectiva cósmica en las fronteras del conocimiento nos han brindado nuevos poderes y oportunidades, y estas están cargadas de significación ética.

(a) Podemos usar la razón y la ciencia para reconstruir nuestros valores, haciéndolos más apropiados para las condiciones actuales. Las antiguas doctrinas espiritualistas recomiendan con frecuencia la renuncia, el rechazo, la auto negación, o con frecuencia, se enfocan en la salvación. La nueva moralidad secular busca la felicidad y la realización en esta vida, aquí y ahora. Entre sus ingredientes claves están la educación, la racionalidad, la realización de los talentos y potencialidades personales y el desarrollo de la autodeterminación y una sensación de poder sobre nuestro propio destino.

(b) También significa que estaremos comprometidos con la justicia social, la igualdad de preocupación por cada individuo en la sociedad y una apreciación de la libertad individual. Esto presupone una sociedad democrática, en la cual haya tanto libertad política, como alguna medida de democracia económica. Pero más aún, también reconoce que ninguna sociedad puede vivir en el aislamiento. Así, nuestra mayor obligación hoy día es el humanismo planetario. Esto significa que cada persona tiene igual dignidad y valor, y que nuestra responsabilidad de largo alcance es el mejorar en lo que podamos la comunidad mundial en su totalidad, de la cual todos somos una parte. A ninguna nación, no importa cuán poderosa, debe permitírsele el ser dictadura para el resto, y a ninguna secta religiosa intransigente debe permitírsele el bloquear la reforma social.

Debemos preocuparnos sobre el destino de la especie humana y de la ecología natural y social, al igual que de las disparidades en bienestar entre diversas partes de nuestro hábitat planetario, y debemos buscar cómo resolverlas. Cuáles son las dramáticas consecuencias de la agenda del racionalismo y del humanismo secular hoy: que debemos estimular el uso de la razón, la ciencia y el pensamiento crítico a lo largo de todo el mundo, que debemos convertir nuestras armas en arados, que debemos sentarnos y razonar juntos, y negociar nuestras diferencias más allá de nuestros prejuicios nacionalistas o religiosos preexistentes. Debemos hacer nuevos esfuerzos para encontrar un terreno común. Tal vez es demasiado el pedir a otros que abandonen sus creencias religiosas profundamente afianzadas. Pero, por lo menos, deberíamos tratar de hacer que las modifiquen a la luz de la razón y de que reemplacen el dogma con la tolerancia y el deseo de entender los puntos de vista de los demás. Sobre todo, necesitamos convencer a todos los humanos para que al menos, respeten y permitan la libertad de creer o no creer: este es el primer principio de una sociedad democrática y del humanismo planetario. Es claro que el movimiento racionalista en la India puede y debe jugar un papel trascendental. Puesto que el punto prominente no es simplemente el rechazar supersticiones falsas, sino el crear nuevos valores y principios basados en la razón. Esta perspectiva no es negativa; no se queda en refutaciones; es positiva y constructiva. Porque su tarea no es destruir sino construir un mundo mejor, basado en el conocimiento, no en la presunción o en la falsedad. Las ideas tienen consecuencias poderosas; y las ideas y valores del racionalismo y el humanismo ya han tenido efectos transformantes de gran alcance. Literalmente han creado el mundo moderno secular; y continuarán haciéndolo en el futuro. Creo que esta Conferencia Racionalista Internacional se enfocará en cómo implementar su mensaje poderoso.

Paul Kurtz es Asociado Honorífico de Racionalista Internacional; Vicepresidente de Asociación de Prensa Racionalista- Rationalist Press Association; Profesor Emérito de Filosofía en la State University of New York en Buffalo; Director del Center for Inquiry International; Fundador del Council for Secular Humanism.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...