«La transmisión de valores no es patrimonio de unos pocos y menos de una moral religiosa»

Recuerdan que la LOE fue aprobada por mayoría y que hay que cumplirla

La Asociación Alternativa Laica hizo un llamamiento a la responsabilidad de los padres para hacer frente a aquellas actitudes que, a través de una campaña que califican de intolerante y de acoso contra el sistema educativo, se están poniendo en marcha utilizando como pretexto la nueva asignatura Educación para la Ciudadanía. Según la Asociación, solo se pretende crear crispación social y defender intereses ajenos a la educación de los hijos.

 

En un comunicado, Alternativa Laica recuerda que la transmisión de valores "no es patrimonio de unos pocos, menos aún de una moral religiosa, y no es sólo función de la familia, sino que todo Estado ha de formar a sus ciudadanos en unos principios comunes  independientes de las creencias personales o familiares" y que esos valores son "compartidos por el conjunto de la sociedad actual y dignos de ser promovidos y enseñados en la escuela".

 

En este sentido, la asociación recuerda que la Ley Orgánica de Educación (LOE) fue aprobada por amplia mayoría parlamentaria y, como todas, hay que cumplirla, por lo que "no es posible en un sistema democrático elegir el cumplimiento de las leyes a la carta y en función de nuestras preferencias particulares", considerando una "falacia" y un "eufemismo" el hecho de que un padre o una madre pueden ejercer la objeción de conciencia sobre una determinada materia por considerarla inapropiada.

 

"En esta campaña, con características de auténtica rebelión, que están orquestando la jerarquía eclesiástica y sus asociaciones satélites, se utiliza de forma descarada a las familias con el único objetivo de intentar mantener una privilegiada influencia en los contenidos del sistema educativo, como si la enseñanza fuera un coto privado en el que la iglesia pretende perpetuar sus particulares concepciones de moral única ajena a los cambios sociales", señala.

 

En este sentido, Alternativa Laica recuerda que el ordenamiento jurídico español reserva la objeción de conciencia para aquellos casos en los que la propia ley lo recoja explícitamente, y por ello insta a las administraciones a dar una respuesta política adecuada "en lugar de la habitual tolerancia y beneplácito frente a aquellos que desde los púlpitos hacen apología contra el Parlamento y el gobierno legítimos llamando a la desobediencia civil".

 

Más de 1.000 objeciones en la provincia de Toledo

Según fuentes de la Asociación Educación y Persona, de Toledo, el número total de objeciones de conciencia presentadas por padres y madres para comunicar que no quieren que sus hijos cursen la asignatura Educación para la Ciudadanía asciende a 1.040. Según Carlos Jariod, presidente de Educación y Persona, "ésta es una cifra muy provisional porque todo apunta a que la presentación de escritos de objeción irá en aumento a lo largo del mes de junio y podrían alcanzarse, solo  en Toledo, las 2.000 objeciones a finales de este mes", apuntó.

 

Por otra parte, fuentes de las asociaciones promotoras de la objeción de conciencia frente a la asignatura Educación para Ciudadanía, recordaron que el derecho de los padres se apoya en el artículo 16 de la Constitución Española-que reconoce la libertad ideológica y de conciencia- y en diversas sentencias del Tribunal Constitucional como la 53/1985, de 11 de abril, que señala que , por lo que se refiere al derecho a la objeción de conciencia (…) "existe y puede ser ejercido con independencia de que se haya dictado o no tal regulación. La objeción de conciencia forma parte del contenido del derecho fundamental a la libertad ideológica y religiosa reconocido en el artículo 16.1, y como este Tribunal ha señalado en diversas ocasiones, la Constitución es directamente aplicable, especialmente en materia de derechos fundamentales". 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...