La transición de la escuela nacional-católica a la escuela laica

Uno de los asuntos que más preocupan y ocupan a las iglesias y a las confesiones religiosas en todo el mundo es la cuestión escolar. Quieren mantener una influencia muy grande en los sistemas educativos y que la sociedad internacional reconozca esta injerencia. Es necesario señalar que en Europa y también en una gran parte de los Estados del mundo, las iglesias están volcadas en la educación. Si exceptuamos a los Estados, las iglesias son las corporaciones con más intereses en el mundo de la educación.

Es mi deseo que al término de esta exposición, que trataré de que sea lo más clara y concreta posible, se produzca un debate, para escuchar, con atención, vuestras reflexiones.

1.- Empecemos por una posible conclusión final

El carácter confesional de la escuela actual en el estado español se demuestra fácilmente si tenemos en cuenta estas cinco situaciones:

**Si analizamos, con detenimiento, el contenido, objetivos e ideario de muchos de los proyectos educativos de los centros de titularidad pública y de los financiados con fondos públicos, así como la simbología y rituales religiosos que en una importante cantidad de centros se da todavía. (Esta cuestión es más acentuada en según qué territorios del estado español)

**Con el batallón de personas que imparten religión establecidos en la escuela pública dentro del horario lectivo, con una relación contractual, ahora ya consolidada tras la nueva Ley y en el marco de los nuevos acuerdos gobierno e iglesia católica.

**Con el secuestro de millones de alumnos y alumnas que no desean dar religión alguna, pero que han de permanecer en el centro obligatoriamente durante miles de horas a lo largo de todas la etapas de infantil, primaria y secundaria. Lo que origina un desorden en el normal funcionamiento del centro, genera unos gastos, evita esas horas se dediquen a dar materias curriculares obligatorias para todos y vulnera diversos derechos de la infancia.

**Con la financiación absoluta (y no parcial, como hasta ahora) por parte del Estado, de todas las actividades y etapas educativas de los centros de ideario católico, que siguen creciendo, a costa de la enseñanza de titularidad pública.

**Algunas de las ideas y mensajes que muchos de los libros de texto actuales todavía transmiten. Y no digamos los mensajes de los catecismos católicos (y de otras confesiones).

…………………………………………………………….

Para leeer el documento completo, abrir el archivo PDF adjunto

Archivos relacionados

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...