La talla de la Inmaculada resiste

El centro mantiene la imagen del siglo XVI por su valor histórico más que religioso.Losada insiste en que se trata de una virgen y está en un espacio común.

Adiós crucifijos en dos aulas, vírgenes o estampas en los pasillos y carteles del Domund en el patio de recreo, porque son considerados por el centro espacios comunes, pero ¿qué ocurre con la talla de la Virgen de la Inmaculada del siglo XVI ubicada en una zona del profesorado? se preguntó ayer el padre demandante, Lorenzo Losada. Hasta ayer el colegio Ortega y Gasset seguía manteniendo esta talla dentro de una hornacina en la capilla, que está destinada a los docentes. Se trata de una reliquia de piedra que lleva en el lugar más de 400 años y que ha sido testigo del juramento de los nobles de la localidad de la primera Constitución Española, en 1812, cuando ese terreno albergaba un convento. Ahí radica la cuestión. Según el jefe de estudios del colegio, José María Pérez, la imagen tiene un sentido más histórico que religioso y por eso se excluye del acuerdo pactado.

Además, según la presidenta de la Ampa, Lola Galán, esta talla "está ubicada en una zona donde los maestros toman café y eso no es público". No opina lo mismo Losada, que ayer reclamaba a través de este diario la retirada también de esa imagen –ya lo ha hecho vía judicial hace unos días– puesto que se trata de un símbolo religioso más que se encuentra en un espacio común "como es la sala de profesores", asegura.

Esta talla es lo único que mantiene vivo el pasado del colegio, que hasta 1836 fue un convento. En 1982 se inauguró el edificio que queda hoy conservando una pequeña capilla, en la planta baja, donde se ubica la imagen de la Inmaculada. La escultura data del siglo XVI y presidió la fachada del convento en su hornacina hace más de 400 años.

Archivos de imagen relacionados

  • Imaculada CP Almendralejo
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...