La sotana de un sacerdote con rango de teniente coronel

Se llama Manuel Gómez Rivera y tiene la consideración de teniente coronel del Ejército. Es capellán al servicio de las Fuerzas Armadas. Dentro de la uniformidad de los capellanes castrenses españoles, puede utilizar la sotana con los ribetes del morado episcopal por privilegios de la Santa Sede. Se trata de una costumbre muy arraigada en el clero que tiene como vocación el servicio a los militares, y la verdad es que es un uso muy aceptado tanto por la jeraquía eclesiástica como por el Ejército.

Don Manuel participó el pasado domingo en la jura de bandera organizada para quinientos civiles en la Plaza Nueva. Su estética, que a muchos recordaba a una España en sepia, llamó especialmente la atención del público más observador.

Ni se ven ya curas con sotana, ni mucho menos con semejante ferretería de medallas. Desde que falleció monseñor Álvarez Allende, la sotana ha quedado para el entrañable padre Polo. Y para las ocasiones de gala de este pedazo de teniente coronel, que pareciera sacado de una novela de Cela.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...