La sombra del robo de una niña en la dictadura de Videla salpica al Papa Francisco

El Pontífice admitió en un juicio que no hizo nada para ayudar a la familia

El diario argentino Página12, de línea progresista, ha publicado este viernes una información demoledora sobre el comportamiento del actual Papa, cuando era Bergoglio un sacerdote jesuita y la dictadura de Videla y compañía se había apoderado de Argentina.

“Al ahora Papa recurrió su padre [el padre de Estela de la Cuadra] en 1977, cuando su hermana Elena fue secuestrada durante la dictadura y dio a luz una niña que aún ignora su identidad. Bergoglio (…) lo mandó a hablar con el obispo auxiliar de La Plata, monseñor Picchi y se desentendió del caso”, revela Estela de la Cuadra en el mencionado diario al tiempo que alerta sobre la designación de Bergoglio.

En octubre de 1977, mientras Alicia Zubasnabar de la Cuadra [madre de Estela y Alicia] marchaba con las primeras Madres en Plaza de Mayo y organizaba la incipiente agrupación Abuelas Argentinas con Nietitos Desaparecidos, su esposo fue recibido por el sacerdote Jorge Bergoglio. Al parecer, el jesuita se lavó las manos y el asunto se fue desdibujando paulatinamente.

“Es un desastre, es la impunidad total”, advierte Estela de la Cuadra ante la designación de aquel sacerdote como Papa de la Iglesia Católica. Y añade: “Bergoglio tiene muchas explicaciones que dar. Hay que seguir reclamando para que se abran los archivos del Episcopado durante la dictadura y también los del Movimiento Familiar Cristiano, que tuvo íntima vinculación con la apropiación de niños.

En el juicio oral, después de la dictadura, Bergoglio dijo “que el demonio es un testigo falso porque está en la mentira no en la verdad. Los testigos están preñados de malicia”. El cardenal juró decir la verdad “por Dios y los Santos Evangelios” y recordó que Arrupe -el superior de la Compañía de Jesús- les recomendaba escuchar a quienes pedían ayuda “sobre la búsqueda de sus seres queridos”, pero la memoria le jugó una mala pasada. “No recuerdo los pormenores de la entrevista” con De la Cuadra, afirmó. “No recuerdo que me haya referido que su hija se encontraba embarazada”, escribió bajo juramento. “No recuerdo haber tenido conocimiento de las reuniones que podría haber realizado monseñor Picchi, apuntó. Aseguró que no informó de la denuncia a otra autoridad que no fuera Picchi y admitió que no hizo ninguna gestión para ayudar a la familia (…)”. Así comienza el mandato del Papa argentino. Lo que le faltaba a la Iglesia católica.

El papa Francisco (c) oficia su primera misa como sumo pontífice en la Capilla Sixtina. EFE

Archivos de imagen relacionados

  • Bergoglio papa en misa
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...