La sombra del nacional-catolicismo (1): Fernández Díaz

Se dice que muchas veces la realidad supera a la ficción; estoy de acuerdo, y añadiría que  sucede incluso en el esperpento. Basta recordar algunos aspectos y personajes de la corrupción empresarial-política de España; tendrían perfecto acomodo, por su aspecto, sus conversaciones y su comportamiento, en una película de Torrente. Si repasamos el reciente “revival” del nacional-catolicismo en el Estado Español daría por sí solo para más de una escena chusca, con escenas dignas de figurar en los anales del ridículo de la “marca España”.

Por ejemplo, considero difícil de superar para cualquier guionista la escena que se produjo el 22 de enero en la Feria de Turismo FITUR, en la que el ministro del Interior, el inefable Fernández Díaz, declaró literalmente, en el discurso público de presentación del proyecto del V centenario del nacimiento de Santa Teresa, que está seguro de que “el esfuerzo de ella, desde arriba, que manda mucho, hará que sea un éxito". Y añadió, con la seguridad que otorga el conocimiento, que “en estos momentos estará siendo una importante intercesora para España en estos tiempos también recios que está atravesando". Al parecer, preocupada por esto, no le dio tiempo a la santa para interceder por los 15 jóvenes que a pocos metros de la playa de Ceuta intentaban llegar a la playa mientras los guardias civiles disparaban al agua pelotas de goma.

Por cierto, ya que hemos mencionado a los del tricornio, estos días hemos conocido que la Guardia Civil, institución militar como su propio nombre indica, enviará del 14 al 18 de mayo, un “comando de peregrinos” a Lourdes, con todos los gastos pagados (se prevé un desembolso de 10.000 euros).  Irán un oficial, un suboficial y unos cuantos guardias civiles, que formarán lo que la Guardia Civil denomina “Agrupación de Peregrinos”; no falta el capellán castrense, ¡venga alegría!. El plan incluye una misa en el Pilar de Zaragoza y la marcha en vehículo oficial a Lourdes, lugar de apariciones marianas. ¡Al parecer se lleva haciendo más de 50 años! No será Fernández Díaz, ese ministro que está tan al tanto de las actuaciones de los santos desde donde quiera que estén, quien decida acabar con esta romería. En cualquier caso no se puede negar que Almodóvar tiene ahí un filón para su próxima película.

Este ministro del interior, tan devoto él, que tantas pruebas de caridad cristiana nos lleva dando, parece no distinguir muy bien su función pública y sus creencias privadas. Es lo que tiene formar parte de un gobierno donde la opinión de la jerarquía eclesiástica tiene tanto peso en la legislación sobre cuestiones tan fundamentales como la educación o los derechos de la mujer.

Jorge Fernández ministro Interior PP 2014 Fitur

Archivos de imagen relacionados

  • Jorge Fernández ministro Interior PP 2014 Fitur
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...